Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Corregidores del Tipnis rechazan consulta previa

19 marzo, 2012
Reunión: Dirigentes de la Cidob y del Tipnis

De forma unánime, alrededor de 38 comunidades del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) se pronunciaron en contra de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos y de la consulta previa establecida en la ley 222.

Las críticas de los corregidores y algunos representantes de las comunidades fueron bastante duras en contra del Gobierno, en especial del presidente Evo Morales, a quien calificaron de “traidor” al movimiento indígena de tierras bajas que lo llevó al poder.

Lamentaron la acción divisionista que las autoridades estatales están haciendo en las comunidades originarias “con regalos y prebendas”, que en estos días llegan de forma masiva

“Ha tenido seis años para dar ayuda a las comunidades, pero el presidente de Bolivia ahora recién se da cuenta de que hay indígenas en el Tipnis y que viven en la pobreza y en completo abandono”, subrayó Adolfo Chávez, dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob).

El jueves, Morales prefirió ir a la comunidad de Oromomo, donde entregó motores fuera de borda, e ignoró la invitación de la Subcentral Tipnis para el encuentro de corregidores en Gundonovia.

La explicación del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, fue que el mandatario tenía un compromiso. La reacción de los corregidores en Gundonovia fue adversa para el Gobierno.

Algunos indicaron que los motores no equivalen al valor ambiental, social y cultural que significa el Tipnis, y que esas herramientas tampoco van a durar toda una vida, comparado con la preservación de esa reserva natural sin el impacto negativo que consideran tendrá con la carretera. Además, agregaron que toda la ayuda del Gobierno es una obligación del Estado y que no debe ser usada como “chantaje o extorsión”.
Los corregidores dieron su respaldo a dirigentes de la organización local (Subcentral Tipnis), a la regional Cpem-B (Central de Pueblos Étnicos Mojeños de Beni) y a la nacional Cidob, ante la persecución política y judicial.

Posteriormente, algunos corregidores plantearon que se comience a planificar la petición de revocatorio para el mandato de Evo Morales.
Con relación a la decisión de activar la IX marcha, la mayoría de los corregidores está de acuerdo en apoyarla; sin embargo, hasta el cierre de este despacho (14:00) el tema aún no fue definido.

El único teléfono que funciona en Gundonovia desde el sábado quedó con la señal desactivada, con lo que esta comunidad y el encuentro de corregidores quedaron incomunicados. Algunos indígenas sospechan que se trata de otro sabotaje del Gobierno.
El encuentro extraordinario de los corregidores del Tipnis comenzó el sábado y no como estaba programado para los días 15, 16 y 17 de marzo. Según Fernando Vargas, presidente de la Subcentral Tipnis, hubo sabotaje del Gobierno para la adquisición de combustible, lo que dificultó el desplazamiento.
Dos personas de la comunidad Santísima Trinidad denunciaron que el corregidor de la zona está cautivo, sin poder moverse a ningún sitio.

Denuncian obras fantasmas
El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, denunció ayer una malversación de más de Bs 20 millones en obras fantasmas dentro del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), que contó, supuestamente, con la complicidad de dirigentes indígenas. La autoridad explicó a medios estatales que a medida que el Gobierno va incursionando en esa región amazónica descubre que no existen las unidades educativas, postas sanitarias y los proyectos productivos que aparecen registrados en la planilla de ejecución de proyectos de la Gobernación de Beni.
Quintana hizo notar una posible malversación de $us 1 millón en la administración del gobernador suspendido de Beni, Ernesto Suárez. Esos recursos debían financiar el mantenimiento de una vía entre San Ignacio de Moxos y Santísima Trinidad, que atravesaba el centro del Tipnis, pero resultó un proyecto fantasma.
A su juicio, las trabas que ponen algunos dirigentes indígenas, como Fernando Vargas y el diputado Pedro Nuni, a los proyectos del Gobierno orientados al desarrollo de las poblaciones del Tipnis, en el fondo buscan esconder el mal uso de recursos. El ministro dijo que presentará las pruebas de las irregularidades descubiertas en esa región ante el Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción y luego al Órgano Judicial.

Fuente: El deber

[ad#ad-2-300×250]

A %d blogueros les gusta esto: