Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Contrabando de flores del Perú atenta a floricultores bolivianos

10 julio, 2012

El ingreso ilegal de flores provenientes del Ecuador y Colombia vía Perú-La Paz, atenta la actividad de los floricultores del valle bajo de Cochabamba, quienes ven reducidos sus ingresos y la posibilidad de quiebra debido a la falta de protección del Estado.

El dirigente de la Central Campesina de Bella Vista de Quillacollo, Marcelino Cervantes, dijo que esa zona es uno de los pocos lugares con vocación para la floricultura y la agropecuaria, pero que por la actividad ilícita del contrabando de flores corre el riesgo de perder esta identidad que es orgullo de los cochabambinos.

«La competencia desleal que provoca el contrabando de flores en nuestro departamento puede dañar a cientos de familias que se dedican al cultivo de flores, pues pierden la mitad de su capital cuando inescrupulosos aceptan el ingreso ilegal de flores provenientes del Ecuador y Colombia vía Perú-La Paz», dijo.

Cervantes, puso como ejemplo la venta por el Día de la Madre, cuando la demanda de flores debería favorecer a los productores, pero ocurrió lo contrario, pues los precios de las flores de contrabando llegaron a costar la mitad, afectando a los floricultores del valle bajo.

El dirigente recordó que rosas, claveles, lirios y otras variedades llegan a competir con las que se producen en Cochabamba. «Los paquetes de 25 unidades de flores deberían comercializarse en 40 o 50 bolivianos, pero el contrabando nos obligó y obliga a vender el producto en no más de 25 bolivianos, con lo que el riesgo de una quiebra es inminente», agregó a tiempo de pedir al Gobierno ejercite un control estricto en las fronteras para impedir el contrabando de flores y proteger a los productores que hacen grandes esfuerzos económicos para producir.

Respecto de las ganancias, Cervantes dijo que es ínfimo con relación a la inversión que cada floricultor emplea, pues se estima que cada productor invierte 20 mil dólares para solventar un vivero de una hectárea.

Fuente: El Deber

[ad#ad-2-300×250]

A %d blogueros les gusta esto: