Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Gobierno pide que Sanabria dé nombres de presuntos narcos

23 mayo, 2012

Sanabria acusa a Farfán y Sacha LLorenti de conocer involucrados

El Gobierno conminó ayer al general retirado René Sanabria, quien purga una condena por narcotráfico en Miami (EEUU), revelar los nombres de los funcionarios gubernamentales que supuestamente estarían implicados en casos de narcotráfico.

“Si el general en retiro René Sanabria tiene conocimiento de algunas personas involucradas en estos temas de narcotráfico, él debe dar los nombres y debe señalar los elementos probatorios o indicios que den cuenta en el involucramiento de esas personas. Pero se tiene una denuncia abstracta que no señala nombres, que no especifica quiénes son los acusados o supuestos protegidos. Esto carece de veracidad y seriedad”, manifestó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Esta postura responde a la carta de Sanabria, difundida por la cadena internacional Univisión el lunes y el periódico cruceño El Deber ayer, que revela la participación de empleados públicos en actos de narcotráfico.

“Es un deber del ex ministro de Gobierno Sacha Llorenti dar a conocer la identidad de funcionarios públicos involucrados en delitos y actos de corrupción de narcotráfico, según indicios y pruebas acopiadas por las investigaciones del Cigein”, dice la misiva en referencia al Centro de Inteligencia y Generación de Información, donde se hallaba dicha información.

Según ese texto, dicha información habría sido encubierta por el ex ministro Sacha Llorenty, el ex viceministro Marcos Farfán y acusa al asesor jurídico del Ministerio de Gobierno, Fernando Rivera, de interferir en la justicia respecto al caso por el que Sanabria está aprehendido.

La carta plantea que existe un informe que implica a funcionarios del Gobierno con narcotráfico que habría sido retenido por Farfán tras la aprehensión de Sanabria en Estados Unidos, en febrero del año pasado, por tráfico de drogas, delito por el que fue sentenciado a 17 años.

“La acusación a mi esposa e hijo de quemar y sacar documentos incriminatorios es revertida por versiones y declaraciones de ex funcionarios del servicio de Cigein, que afirman de la presencia del ex viceministro Marcos Farfán, que se llevó el backup de la computadora y el libro de novedades de Cigein producto de un año”, acusa Sanabria.

Llorenty respondió a la alusión del general retirado primero por la red social Twitter, descalificando la misiva y conminando a que se dé a conocer a esos supuestos implicados en tráfico ilícito. “Si la carta es real, es una patraña. No se encubrió ni se encubrirá a nadie. Sería bueno que dé los nombres de los supuestos funcionarios”, dijo.

El asesor Rivera se defendió alegando que se trata de una cortina de humo de Sanabria para deslindar de culpas a su esposa.

Mientras que el diputado opositor Tomás Monasterios planteó que se interpele al ministro Romero sobre este caso.

La carta está fechada del viernes 18 de mayo y fue enviada escrita a mano, tiene varias correcciones –como borrones o aclaraciones de palabras- y carece de firma, que generó observaciones en medios de comunicación.

El abogado de la familia Sanabria, Ángel Mercado, manifestó que cualquier misiva “debe llevar firma y rúbrica, entonces debo comunicarme con el general para saber si es la persona que escribió”, pero añadió, “tampoco estoy poniendo en tela de juicio”, en referencia a que su defendido sea autor de la carta.

Este medio se comunicó con el periodista de Univisión, Gerardo Reyes, quien explicó que recibió la carta de manos de la abogada de Sanabria en Estados Unidos, Sabrina Puglisi. Se intentó contactar por teléfono a Puglisi en Miami, lo cual no fue posible.

Reyes manifestó: “Presentamos la nota poniendo énfasis en que este documento supone un cambio en la actuación de Sanabria, pues al principio dijo que no iba a comprometer a nadie más en el caso de tráfico de drogas. Pero ahora en la carta afirma que están involucrados otros funcionarios públicos del Gobierno de Bolivia. También comenté al aire que este cambio se puede entender por los problemas jurídicos que sufren tanto su esposa como su hijo por este caso”, según el reporte del diario El Deber Digital.

Fuente: Página Siete

[ad#ad-2-300×250]

A %d blogueros les gusta esto: