Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Una niña de 18 meses cae a un pozo lleno de lodo y muere

24 julio, 2013

Una niña  muereUna niña de un año y medio estaba jugando con su primo de tres cuando cayeron accidentalmente a un pozo lleno de lodo. Los familiares tardaron en darse cuenta del accidente y la menor perdió la vida.

El fatal hecho ocurrió en una construcción de la zona norte, en la calle Juan Capriles y la avenida Libertador Bolívar.

De acuerdo al informe policial, S.J.T. vivía con su pareja e hija en una construcción donde trabajaba como sereno y albañil.

La mañana del lunes el hombre se puso a trabajar como lo hacía todos los días. Su pareja preparaba sandwichs para venderlos a los demás obreros de la construcción.

JUEGO Mientras ambos padres trabajaban, dejaron a su hija jugando con su sobrino en una habitación.

Los padres suponían que su hija seguía jugando hasta que escucharon los gritos de auxilio del tío de la menor.

Los dos niños habían caído a un pozo lleno de lodo que tenía una profundidad de 90 centímetros. La excavación estaba situada al lado izquierdo de la habitación.

Cuando el tío vio los cuerpos de los niños en el lodo, bajó al pozo para rescatarlos. Después se puso a lavar el cuerpo del niño -que subrevivió- y en ese instante llegaron los padres de la menor.

El cuerpecito de la pequeña estaba empapado de lodo.

E.L., madre de la niña, lavó a su hija e intentó reanimarla, pero la menor estaba inconsciente.

CLÍNICA Los padres llevaron a su hija a la clínica Copacabana. Allí, los médicos intentaron que vuelva a respirar, pero fue en vano. La menor ya estaba muerta.

“La condujeron a una clínica privada para que le den los primeros auxilios, pero la niña falleció en ese lugar”, informó la vocera de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), teniente Rocío Rivas.

Después de la muerte, los médicos llamaron a la Policía.

LA MORGUE A las 11:40 de ayer los policías de la División de Homicidios y el Departamento de Escena del Crimen de la FELCC llegaron a la clínica Copacabana para realizar el levantamiento del cuerpo de la menor y trasladarlo a la morgue del hospital Viedma.

En el depósito de cadáveres un forense le practicó la autopsia. El informe indica que la menor falleció por “asfixia por bronco aspiración”. Su cuerpo no presentaba signos de violencia.

A %d blogueros les gusta esto: