Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Matan a reo Oti

20 junio, 2018

Víctor Hugo Escobar Orellana, alias el “Oti”, un peligroso reo que fue trasladado de la cárcel Palmasola de Santa Cruz a Chonchocoro de La Paz, hace tres meses, fue victimado ayer con 20 puñaladas tras una reyerta con otros internos, luego de una tarde deportiva, lo que otra vez pone en evidencia la falta de seguridad en las cárceles del país.

“Oti” era considerado un revoltoso dentro de la cárcel paceña, donde se produjo el enfrentamiento. De acuerdo con el diagnóstico, falleció por “shock hipovolémico, heridas múltiples, trauma abdominal abierto, múltiples hematomas, fracturas del brazo interior y antebrazo interno”.

Tras la reyerta, “Oti” fue auxiliado al hospital más cercano del lugar a las 15:00 aproximadamente, pero no pudo resistir y falleció a las 15:20.

Cerca de las 18:20 el cuerpo sin vida de “Oti” llegó a la morgue del hospital de Clínicas para que se le realizara la autopsia de ley y se determinen las causas del deceso, que preliminarmente se atribuyen a las heridas de arma blanca.

Escobar cumplía ayer, tres meses y tres días en Chonchocoro, luego de haber sido trasladado el 15 de marzo de Palmasola.

El Jefe de Seguridad capitán Víctor Ramírez Nin, siguiendo la costumbre, que a veces se impone a la ley, autorizó ayer a que Escobar y su colega de cárcel Javier Flores Copa alias el «Tacubayo», que se trasladaran del sector «E» y «D» respectivamente, a la cancha de la población a realizar una tarde deportiva.

Cerca de las 14:25, aproximadamente a la altura de los galpones, el personal de seguridad fue rebasado por los privados de libertad. Era una refriega entre internos, algunos de los cuales «tenían el rostro cubierto», describe el informe policial.

Un grupo aún no identificado agredió físicamente con objetos punzocortantes a «Oti», quien recibió al menos 20 puñaladas. Era un momento incontrolable, pero los funcionarios de seguridad reaccionaron inmediatamente y lograron separarlos.

El esparcimiento deportivo de todos los martes y viernes en Chonchocoro acabó teñido de sangre con un muerto y dos heridos.

El “Tacubayo” se recupera en un centro médico de Viacha, según el defensor del Pueblo, David Tezanos.

La Defensoría del Pueblo informó que investigará la muerte.

VENGANZA

El viceministro de Justicia Nelson Cox, no descartó un móvil de venganza pero recomendó esperar el resultado de las investigaciones para establecer responsabilidades, cuyas circunstancias obligan a Régimen Penitenciario a intensificar los mecanismos de supervisión.

Sostuvo que al ser una cárcel de máxima seguridad deberían existir salvaguardas que podrían haber sido vulneradas, porque se entiende que no debió existir contacto entre reos.

Criticó justamente que la muerte de “Oti” tuviera lugar en una cárcel de máxima seguridad

“Tenía que existir garantía y eso permite que los familiares del fallecido Oti efectúen los reclamos pertinentes ya que debe existir un manejo transparente de lo que ocurrió penosamente en la cárcel”, declaró.

Cox advirtió que la falta de control ocasiona que se tenga que recurrir a «desplazamientos», es decir, que por pugnas internas se tengan que trasladar a internos peligrosos a otros penales.

Escobar fue sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por haber dado muerte a dos policías.

TENSIÓN EN PALMASOLA

Informes extraoficiales dan cuenta que en el interior del régimen abierto de la cárcel cruceña se comenzó a gestar un ambiente de tensión, ya que hace un par de semanas un grupo de personas armadas con puntas (fierros afilados) trató de matar a Alberto “Tico” Lozada y a su entorno de colaboradores, presuntamente por encargo de “Oti”, debido a que el ex dirigente de fútbol estaba colaborando con las autoridades policiales y carcelarias para acabar con las extorsiones y la violencia, al menos en el PC-4.

Pari teme por su vida tras muerte de Oti

Juan Franz Pari teme por su vida en el penal Chonchocoro después de que en este recinto fue asesinado el reo «Oti».

«Se han suscitado enfrentamientos en el penal Chonchocoro donde está recluido mi cliente Juan Franz Pari y él me ha indicado que está en peligro su vida», informó Miguel Castaños, abogado de Pari.

El temor de Pari es mayor porque fue nombrado como delegado de uno de los bloques donde los privados de libertad de Chonchocoro se enfrentaron.

«Ahora como hay un muerto, como represalia pueden tomar la vida de mi cliente», acotó el jurista, quien además pidió al Ministerio de Gobierno, Fiscalía y Policía trasladar a Pari a la cárcel de San Pedro.

Pari está detenido preventivamente en Chonchocoro desde octubre de 2017 tras ser acusado por el desfalco millonario al Banco Unión.

A %d blogueros les gusta esto: