Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Sobreprecio por compra de gases de Murillo gobierno recupera el 35% de los $us 2.3 millones

29 julio, 2021

El Gobierno recuperó $us 820.000 de los $us 2.3 millones de sobreprecio que existió en la compra de gases lacrimógenos durante la gestión de Jeanine Áñez. El monto representa el 23% del total y será destinado a los niños con cárcel y a las víctimas de la violencia, una vez que lo autorice la Justicia. 

Por este caso, el exministro de Gobierno Arturo Murillo es investigado en Bolivia y en EEUU. Actualmente se encuentra con detención preventiva, acusado por los delitos de soborno y lavado de dinero junto a una persona de su entorno y empresarios.

Los recursos fueron entregados por el proyecto inmobiliaria El Doral S.A., parte del consorcio World Trade Center (WTC) Santa Cruz, donde Philip Lichtenfeld, era socio y a la vez se encontraba implicado en recibir el polémico soborno, informó el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, citado por ERBOL.

Explicó que le llegó una carta donde los representantes de la firma le hicieron conocer la remisión y restitución del dinero a favor del Estado. 

“Parte de estos recursos que habían robado al pueblo boliviano los habría invertido en un grupo inmobiliario internacional para tener una construcción en el departamento de Santa Cruz”, afirmó.

La empresa Bravo Tactical Solutions, representada legalmente por Luis Berkman, realizó dos depósitos a Phillips Lichtenfeld, el primero el pasado 15 de abril de 2020 por $us 500.000 y posteriormente el 20 de abril de ese mismo año por $us 320.000.

Los recursos recuperados aún no pueden ser utilizados ya que encuentran sujetos a la investigación en la Justicia en el país.

Según Castillo, con el dinero se hubiera podido comprar insumos y equipos médicos para la atención de pacientes con coronavirus COVID-19 en la primera ola de la pandemia.

Destacó que las investigaciones realizadas junto a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), se logró reconstruir la ruta del dinero del sobreprecio en la compra de gases lacrimógenos.

A %d blogueros les gusta esto: