Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Encarcelan a Suárez

17 marzo, 2017

La detención del exgobernador de Beni, Ernesto Suárez, y la condena a 15 años de prisión al exprefecto de Pando Leopoldo Fernández, sin reconocer su detención domiciliaria de cuatro años, generó ayer la protesta de los opositores, quienes dicen sentirse acorralados por la “persecución política” de la que son objeto por parte del Gobierno.

En conferencia de prensa en la sede de Gobierno, el gobernador de Santa Cruz y jefe nacional de los Demócratas, Rubén Costas, dijo: “vivimos en el país de la persecución cuando ya no se puede tapar la corruptela”.

A propósito de la detención del exgobernador de Beni, Ernesto Suárez, dijo que tratan de detenernos a como dé lugar, “tratan de satanizar cualquier acción de la oposición de forma desesperada”, señaló la autoridad, quien se encontraba acompañado por varios legisladores de la oposición.

En tanto, el líder de la opositora Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, expresó, mediante su cuenta de Twitter, que no le probaron culpa alguna a Ernesto Suárez y que el brazo de persecución masista va tras la exautoridad, por lo que expresó su plena solidaridad con su familia.

Costas dijo que detuvieron al primer Vicepresidente de su partido con el objetivo de desaparecerlo de la escena política, por lo que afirmó que los jueces serviles van a rendir cuentas cuando esta Bolivia vuelva a ser democrática.

Los representantes de la oposición consideran que el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) institucionalizó la persecución, “Ernesto no está en la cárcel por corrupto; está preso por ser primer vicepresidente del Movimiento Demócrata Social. Quieren pararnos, quieren detenernos”, dijo Costas.

Recordó que después del resultado del referendo del 21 de febrero de 2016, en el que perdió la propuesta para que el presidente Evo Morales vaya a una segunda reelección, “los bolivianos hemos sido testigos del reinicio de la persecución política. Hay que decirlo claro: estos fallos no son de los jueces, es la revancha del masismo”.

El juez José Pedro Carvalho determinó la detención de la exautoridad en la cárcel de Mocoví, Trinidad, por legitimación de ganancias ilícitas.

El abogado de Suárez, Fernando Galindo, explicó que el juez determinó que Suárez no demostró que habita continuamente en su domicilio, además de tener facilidad para abandonar el país y tener varias imputaciones formales.

EL DELITO

Un juez envío ayer a prisión preventiva a Ernesto Suárez por una acusación de supuestas ganancias ilícitas por valor de casi 89.000 dólares. La decisión de decretar prisión cautelar, que tomó el juez José Carvalho, se fundamenta en una supuesta falta de domicilio regular.

Suárez fue trasladado esta tarde a la cárcel de Mocoví, en Trinidad.

Este proceso se relaciona con una denuncia de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), que no encontró respaldo para justificar la existencia de unos 89.000 dólares que tenían Suárez y su esposa en sus cuentas bancarias. El opositor ha alegado que el dinero cuestionado proviene de sus actividades privadas como ganadero.

RECLAMAN POR EXPREFECTO

Respecto a la sentencia contra el exprefecto Leopoldo Fernández, se generaron diversas reacciones. El Tribunal 6to de Sentencia determinó, el miércoles, que el tiempo que estuvo con detención domiciliaria —cuatro años— no puede ser computado en la sentencia de 15 años de cárcel por el caso “masacre del Porvenir”.

Su abogado defensor de Fernández, Karlo Brito, dijo que el Tribunal cometió un “error” por no reconocer los años de detención domiciliaria y se habría desconocido la Sentencia Constitucional 1664/2014 que establece “que el tiempo de la detención domiciliaria también deberá ser computado, o sea restringido al derecho a la libertad del procesado”.

Brito recordó que su cliente se encuentra detenido ocho años y seis meses, que deberían ser computados.

En tanto, el defensor del Pueblo, David Tezanos, respaldó el fallo porque considera que la detención de medida cautelar es temporal y no es parte de la pena anticipada, “entonces, no se la puede sumar a una condena”.

A %d blogueros les gusta esto: