Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Destruyen 40 autos de contrabando

25 mayo, 2021

La Aduana Nacional de Bolivia (ANB) decomisó mercadería de contrabando por un valor equivalente a Bs 187 millones (unos $us 26.8 millones) en más de 2.500 operativos realizados en lo que va del año en las fronteras.

Ayer se destruyeron 40 vehículos indocumentados que no estaban aptos para seguir circulando.

La presidenta de la Aduana, Karina Serrudo, explicó que entre la mercadería decomisada hay toallas, cigarros, electrodomésticos, computadoras de escritorio y portátiles, teléfonos móviles, ropa, entre otros.

Una de las operaciones más recientes se realizó ayer en la mañana en la localidad de Charaña, en la frontera con Chile, donde se efectuaron tareas de «inteligencia» que permitieron detectar el ingreso irregular de unos cinco vehículos «con mercadería de contrabando», señaló.

Los funcionarios lograron detener un autobús que traía ropa usada, teléfonos móviles y televisores y tuvieron que «proceder a la quema» del mismo porque los habitantes de una comunidad cercana salieron en defensa de los contrabandistas y estaban por rebasarles, explicó.

También sostuvo que un segundo autobús que fue llevado a las oficinas de la Aduana en El Alto, ciudad vecina de La Paz, se encontró mercadería por un valor aproximado de $us 100.000.

En otro allanamiento a un galpón donde se presumía que había más mercadería de contrabando, se pudo decomisar 125 fardos con ropa y zapatillas, además de material de escritorio por un valor de $us 40.000.

BENEFICIARIOS Según la autoridad, las computadoras y teléfonos decomisados serán distribuidos por el Ministerio de la Presidencia entre familias de escasos recursos para que sus niños puedan pasar clases virtuales.

Las acciones que lleva adelante la Aduana se enmarcan en las normas vigentes que establecen que los vehículos que no han sido escogidos y adjudicados por el Ministerio de la Presidencia porque tiene «defectos de funcionamiento» deben ser destruidos, según información de la ANB.

Lo mismo ocurre con la mercadería que no se encuentra en buen estado o que no está en condiciones aptas para que pueda ser usada o consumida.

A %d blogueros les gusta esto: