Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Cierra Evo el histórico Palacio Quemado y se muda lujoso edificio

2 agosto, 2018

Tras 12 años de la administración de Evo Morales en Palacio de Gobierno, ayer celebró la última reunión de su gabinete de ministros para desarrollar desde la próxima semana las actividades del Ejecutivo en la denominada Casa Grande del Pueblo, edificada por un monto de 34 millones de dólares. Historiadores cuestionan la construcción y sostienen que el Palacio Quemado es el símbolo fundamental de la historia de Bolivia.

También conocido como Palacio Quemado, la histórica estructura albergó el poder Ejecutivo desde 1853, es decir, 165 años.

Ayer, como es habitual cada miércoles, se llevó adelante el gabinete ministerial, pero ya se definió que el próximo encuentro se efectuará en el nuevo palacio y, un día después, el 9 de agosto, será inaugurado oficialmente y albergará a cinco ministerios, tal como adelantó el presidente Morales.

El Presidente y sus colaboradores cerraron esta etapa con la toma de fotografías de la reunión de ministros, además de un registro de todos los miembros del Ejecutivo en las escalinatas principales del Palacio de Gobierno y con una selfi tomada por Morales junto al vicepresidente Álvaro García y los ministros.

En su última sesión, Morales anunció que el centenario Palacio pasará a ser un museo, albergará las oficinas de la Dirección Estratégica de Reivindicación marítima (Diremar) y algunos otros despachos del Ejecutivo.

“Cuando llegamos al Palacio, todavía colonial, lo primero que vi fueron los símbolos de Europa, de Roma, de España. Respetamos, sin embargo, pensamos también cómo los símbolos andinos, bolivianos, estén en nuestro Palacio, era difícil acomodar aquí, y por eso es que decidimos construir la nueva Casa del Pueblo”, apuntó.

Sin embargo, esta perspectiva es discutida por historiadores y políticos. El expresidente Carlos Mesa dijo que el traslado y el nuevo edificio es una “afrenta”.

“Me parece una verdadera afrenta a la sociedad boliviana, su pobreza, sus dificultades, ese monumento al lujo, ese monumento a las condiciones de diferencia, el Presidente y sus privilegios con un piso especial para él y un conjunto de derroches que podríamos haber evitado, y, segundo, la historia no cambia en el que sentido de que ¿el que se deje de funcionar en Palacio de Gobierno, es que se acabó una etapa de la historia? No”, cuestionó el expresidente.

En tanto, el historiador Raúl Calderón sostuvo en su oportunidad que la plaza Murillo, el Palacio Quemado, el Congreso o Asamblea Legislativa, la Catedral Metropolitana y edificios adyacentes representan la historia de Bolivia, reflejando los cambios y avances políticos y sociales por los que transita el país.

“El Palacio de Gobierno es un espacio que representa la lucha contra lo colonial y una expresión de proyectos anticoloniales, con tendencias de bolivianidad y pluralidad y no así solamente de una élite manejada por un pequeño grupo. Por tanto, no es un lugar de origen colonial sino de lucha anticolonial que se deben preservar y proteger”, mencionó.

No sólo el Presidente se tomó selfis para despedirse del Palacio. Los periodistas, asiduos visitantes de la centenaria estructura, se sacaron fotos en varias áreas del Quemado.

Desde la próxima semana, las coberturas noticiosas se realizarán desde el lujoso y polémico nuevo Palacio presidencial, bautizado por los opositores como el “Palacio de Evo”.

35 millones costó nuevo palacio. La nueva estructura del Ejecutivo tiene 26 pisos y fue criticada por varios sectores por su lujoso acabado.

HITOS

1845: construcción
En 1845, por disposición del presidente José Ballivián, se demolió el antiguo Cabildo y se erigió el nuevo edificio bajo la dirección del primer arquitecto civil, José Nuñez del Prado.

1853: inauguración
En 1853, durante el gobierno de Manuel Isidoro Belzu, se realizó la entrega de la Casa de Gobierno.

1875: Palacio Quemado
El 20 de marzo de 1875, una turba enardecida lo incendió en una pugna por el poder. En 1904, el Ejecutivo se trasladó definitivamente tras la Guerra federal.ç

OPINIONES

«De Palacio en Palacio, puro sonrisas de quienes subieron en nombre de los más necesitados y ya se olvidaron de sus necesidades como el haber descuidado la salud durante tanto tiempo». Óscar Ortiz. Senador UD

«Dirigimos la última reunión de gabinete en el Palacio Quemado, símbolo del Estado colonial. Listos para inaugurar la Casa Grande del Pueblo, como muestra del cambio y renovación de la nueva Bolivia». Evo Morales. Presidente de Bolivia

AL MENOS DOS PRESIDENTES MURIERON EN EL PALACIO

Según los datos históricos, se registra la muerte de dos presidente en el viejo Palacio Quemado sólo en la época republicana. El mandatario Agustín Morales murió asesinado por su sobrino y edecán Federico La Faye en 1872.

Otro fallecimiento que marcó la historia fue el de Gualberto Villarroel, ocurrida el 20 de julio de 1946, cuando fue colgado por una turba.

El nombre del Palacio Quemado se dio tras el incendio provocado por afines a Agustín Morales, Quintín Quevedo y Casimiro Corral, que intentaron tomar el poder de las manos de Tomás Frías en 1875. Entonces, el Presidente de la República y sus ministros se trasladaron, por más de cinco años, al Palacio Chico, hoy Viceministerio de Cultura. Al calor del triunfo de la

Revolución Federal, en 1889, los triunfantes liberales trasladan la sede de gobierno de Sucre a La Paz.

En este periodo, la suscripción del Tratado con Chile en 1904 bajo la presidencia de Ismael Montes dio lugar a una compensación monetaria que financió una restauración del Palacio. En 1995, Jaime Paz dispuso una restauración general con la restitución de elementos decorativos.

El nuevo “Palacio de Evo” que se estrenará en los días siguientes tuvo una inversión de más de 34 millones de dólares. En sus 120 metros de altura, cuenta con un helipuerto, siete ascensores y un despacho presidencial que incluye saunas, jacuzzi y una sala de masajes.

A %d blogueros les gusta esto: