Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Áñez bajó 15 kilos y olvida hechos

24 agosto, 2021

La situación que envuelve a la expresidenta Jeanine Áñez, presa en Miraflores desde marzo, continúa generando repercusiones debido a su salud. Esta vez, su hermano Juan Carlos reveló que ella bajó 15 kilos, producto de su cuadro de depresión. La familia de Áñez le hizo un “pedido humanitario” al presidente Luis Arce para que acepte dejar que se defienda en libertad y cese su detención preventiva en La Paz. 

“Es el pedido de un hermano, el de una familia que quiere a su hermana y que no quiere que muera. Sabemos que no va a morir si es tratada en un centro médico especializado”, dijo Juan Carlos. Completó que la también exsenadora perdió peso.

Carolina Ribera, hija de la exmandataria, aseguró que su progenitora “está muy delicada, totalmente dopada y sedada”. Por ello, aparentemente no guarda recuerdos con relación a lo acontecido la madrugada del sábado, cuando Áñez se habría “autolesionado”

 “Mi madre no se acuerda de lo que pasó (…) tiene comprometido su corazón, puede pasar a mayores. Todo esto la pone muy mal a mi madre, mucho más cuando se enteró de que quieren procesarme”. Habló de una “tortura psicológica” por parte del Régimen Penitenciario de la que, según ella, es víctima su mamá.

Helen, hermana de la exdignataria, se sumó a la solicitud. “Le pido por favor al señor presidente la reciprocidad para con mi hermana Jeanine, que recuerde que cuando él se encontraba muy delicado de salud, fue ella la que le dio el salvoconducto para que pudiera salir del país y ser atendido como cualquier ser humano”. “Hay que ayudarla hasta a caminar”, añadió.

NO TOMA SOL

Aparentemente, no sale de su habitación. Al menos, ese es el relato que brindó la directora ejecutiva del Instituto de Terapia e Investigación sobre las Secuelas de la Tortura y la Violencia de Estado, Emma Bolshia Bravo, quien informó que la visitó y pudo hablar con ella.

Bravo contó que le preguntó por qué no salía a tomar sol, a lo que Áñez contestó que su intención es hacerlo, pero que cuando sale recibe apoyo de edificios contiguos y ello causaría molestia en el recinto.

No obstante, ello habría sucedido “hace un par de meses”, de acuerdo con lo aclarado por el portal Urgente.

Por su parte, 23 expresidentes y exautoridades iberoamericanos han dado a conocer una carta en la que expresan su preocupación por el presente de la exdignataria y líder de Juntos. Entre ellos se encuentran Mauricio Macri, exjefe de Estado de Argentina, y Álvaro Uribe, de Colombia.

En la carta, responsabilizan al Estado por cualquier evento que pudiera sufrir la exsenadora. Al principio del escrito, estos actores políticos enuncian que les ha generado alerta las expresiones del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, cuando se pronunció el sábado y dijo que Áñez se había “autolesionado” y se encontraba estable, pues fueron solo “rasguños”.

“Estima, de necesario, hacer presente ante dicho Gobierno y los gobiernos democráticos de las Américas lo que es doctrina pacífica del Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos, a saber que ‘nadie puede ser sometido a detención o encarcelamiento por causas y métodos que -aún calificados de legales- puedan reputarse como incompatibles con el respeto a los derechos fundamentales del individuo’. Todavía más, como lo precisa la Corte Interamericana, frente a personas privadas de libertad, el Estado se encuentra en una posición especial de garante, toda vez que las autoridades penitenciarias ejercen un fuerte control o dominio sobre las personas que se encuentran sujetas a su custodia”, menciona parte de la misiva.

En el penúltimo párrafo, estas exautoridades recuerdan que independientemente de la razón por la cual Áñez esté presa, “la falta de trato humanitario que se hace manifiesta, en su caso, de no ser corregida, sitúa al Estado boliviano y su gobierno en la condición de responsable internacionalmente por su vida (…)”.

A %d blogueros les gusta esto: