Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Helada destruye cultivos de maíz, haba, papa y frutas

5 septiembre, 2012

EN EL VALLE ALTO | Técnicos recorren las áreas de cultivo para levantar un informe de daños y el monto de las pérdidas económicas. En Arani también hay sequía
Cientos de hectáreas de maíz, papa, haba, duraznos y manzanas, que se encontraban en etapa de floración o germinación, fueron arrasadas entre el martes y sábado pasados por una helada de cuatro grados bajo cero, informó desde Cliza el director de Desarrollo Productivo y Presidente de la Plataforma Frutas de Valle, Humberto Vargas.

Vargas contó que el pasado martes por la mañana se recibió la primera alerta de la estación agro meteorológica del municipio de Cliza, que reportó un descenso brusco de la temperatura ambiente hasta un grado; el miércoles y jueves registró dos grados bajo cero; el viernes tres grados bajo cero y el sábado bajó a cuatro grados bajo cero, un fenómeno climático que según Vargas no tiene precedentes en la historia agropecuaria del valle alto.

“Algunos antiguos agricultores no recuerdan haber sufrido una helada cuatro grados bajo cero, en algunos lugares llegó a escarchar. Nosotros nos estábamos preparando para mediados y fines de octubre, que es cuando se registran algunos cambios climáticos como ventarrones y bajas temperaturas; pero nunca por debajo de los cuatro grados”, comentó.

Una evaluación preliminar de los daños a las plantaciones de durazno, que superan las 450 hectáreas en los municipios de Cliza, Arbieto, Tarata, Punata, Arani y Toco, da cuenta que un 20 por ciento “fueron quemadas por el frío”; así como un 70 por ciento de los manzanales sembrados de manera experimental en huertas y fincas familiares.

“Lo más grave. El 100 por ciento de más de 200 hectáreas de maíz, que estaban en etapa de maduración para su cosecha en las fiestas de Navidad y Año Nuevo, han quedado totalmente destruidas, nada se puede recuperar, es pérdida total, no sabemos qué harán las familias afectadas”, sostuvo, añadiendo que un 50 a 60 por ciento de poco más de 20 hectáreas de haba, en plena etapa de producción, también fueron arrasadas por las bajas temperaturas.

Además, se estimaba cosechar algo más de 90 hectáreas de papa misk’a, una variedad “tempranera”, pero se perdió casi 35 por ciento de la producción.

En las parcelas de papa y haba que lograron resistir las bajas temperaturas, los agricultores aplican programas de abono y fumigación “para que reaccionen las platas y completen el proceso de floración y producción”, dijo Vargas.

Señaló también que técnicos de los municipios del valle alto y de la Plataforma Frutas de Valle recorren las fincas, huertas y espacios abiertos de cultivos tradicionales de los cinco municipios para levantar información más precisa sobre los daños materiales y económicos causados por la helada, en la perspectiva de tener un informe final a mediados de la próxima semana.

Ven urgente contar con sistema de alerta temprana

Los agricultores del valle alto convinieron en la necesidad de contar a la brevedad posible con un sistema de alerta temprana que, a través de una red de celulares, retransmita información precisa sobre el comportamiento climático en la región, con el fin de evitar o minimizar los daños materiales, informó el director de Desarrollo Productivo y Presidente de la Plataforma Frutas de Valle, Humberto Vargas.

“En la estación agro meteorológica de Cliza, por ejemplo hemos bajado el reporte de las computadoras un poco tarde. Lo que nos falta es contar con un operador o servidor permanente que nos envíe información sobre el comportamiento climático, para que los agricultores implementen algunas prácticas agronómicas que pueden controlar estos fenómenos”, sostuvo Vargas a tiempo de referir que Plataforma Frutas del Valle trabaja en este cometido en las estaciones meteorológicas de Cliza, Arbieto y Tarata.

Sobre la base de información oportuna, dijo que los agricultores pueden desarrollar algunas técnicas agronómicas, como activar calderos para calentar el ambiente; equipos para absorber frío e incluso generalizar el riego por aspersión para minimizar el impacto de los fenómenos climáticos.

En Arani, 90% de cultivos destruidos

ABI

El municipio de Arani es afectado por una sequía que provocó que los habitantes del área urbana caminen al menos un kilómetro para conseguir agua, mientras que en el campo una helada destruyó cerca del 90 por ciento de cultivos de papa, haba y maíz, informaron ayer fuentes oficiales.

Una granizada caída el pasado viernes provocó una helada que afectó a unas 35 comunidades del área rural, informó el alcalde de Arani, Macario Álvarez.

También dijo que comenzó a ejecutarse una evaluación de daños, pero un reporte provisional determinó que entre el 80 y el 90 por ciento de los cultivos de haba, maíz y papa quedó destruido.

«Estamos analizando la posibilidad de emitir la declaratoria municipal de emergencia y zona de desastre por la sequía y la helada. Yo creo que en las próximas horas vamos a tomar la determinación», sostuvo.

Por otro lado, manifestó que ese no es el único problema que afecta a la región, puesto que la escasez de agua ocasionó largas filas en las vertientes, por lo se solicitó a la Gobernación de Cochabamba el envío de cisternas./Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

A %d blogueros les gusta esto: