Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Enfrentará The Strongest por tercera vez a Boca

20 abril, 2021

The Strongest recibirá mañana por tercera vez a Boca Juniors en el estadio Hernando Siles, en la Copa Libertadores, y el inolvidable Rolando Vargas recordó en las últimas horas una anécdota particular que tuvo con el famoso arquero argentino Antonio Roma, al que le convirtió el “mejor gol de su carrera deportiva”. 

El Tigre recibió a los xeneizes el 14 de febrero de 1965 en el viejo estadio Siles. Los atigrados ganaban por 2-0, pero el rival remontó el marcador y metió tres goles. Antes de que concluya el partido, el Perro Vargas tuvo en sus pies la ocasión de marcar el empate.

“Yo  tenía el gol del empate, lo vi a Roma que se quedó en el arco y le colgué la pelota por encima, el balón tocó en el travesaño y cuando dio el pique no entró, fue directo a sus manos. El golero me empezó a gritar y me decía indio a quien quisiste hacer un gol, acá esta Tarzan Roma. Empezó a fanfarronear como son los argentinos”, recuerda Vargas. 

Al mediocampista nacional le quedó la bronca de aquella jugada y seis meses después fue citado a la selección  para jugar las eliminatorias frente a la Argentina y tuvo su revancha. 

“Ese día Roma tenía que batir el récord de Amadeo Carrizo en arco invicto y le convertí el mejor gol de mi vida deportiva. Cuando le marque él estaba tirado en el suelo y me acerqué para recordarle lo siguiente: Tarzán te tocó un perro atigrado, el indio te metió un gol y tienes que esperar 100 años para batir a Carrizo, tengo la foto cuando lo estoy insultando (risas)”, menciona Vargas. 

El peor recuerdo 

En cambio, a Ricardo Fontana no le fue bien en la segunda ocasión que llegó Boca para medirse con The Strongest (1982). El exdefensor aurinegro esperó como nunca esa versión del certamen en la que también participó River Plate, pero tres días antes del inicio del grupo sufrió la única lesión en su carrera. 

“Ese es uno de los peores días de mi vida, una sola lesión tuve en mi carrera y me pasó justo antes de enfrentarnos a Boca Juniors y River Plate. Fue un dolor grande, porque no había cable y mi familia me iba a ver, no pudo ser”, lamentó el exzaguero.

A %d blogueros les gusta esto: