Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Retoma España restricciones y EEUU con momento crítico

23 julio, 2021

La preocupación ante el aumento de pacientes con COVID-19 en los hospitales, en medio de una quinta ola de contagios con toda España en riesgo extremo ante el virus, ha llevado a las autoridades a retomar restricciones en buena parte del país en un intento de frenar la enfermedad.

Del otro lado del charco, la Casa Blanca admitió ayer en una conferencia de prensa que vive un momento “crítico” de la pandemia por la propagación de la variante Delta, pero las autoridades sanitarias del país insistieron en que, aunque puede haber contagios entre algunos vacunados, los casos de gravedad y las muertes solo afectan a los no vacunados.

ESPAÑA

Los toques de queda nocturnos vuelven a varias regiones españolas en plena campaña de verano, de temporada alta para el turismo. Con una incidencia de la enfermedad en aumento, disparada especialmente entre los jóvenes, el objetivo es reducir los contagios mientras se agiliza la vacunación entre los grupos de menor edad.

Al comienzo del verano el ocio nocturno reabrió en la mayor parte de España, aunque con limitaciones, y la mascarilla dejó de ser obligatoria en la calle.

 Había esperanza en que pudiera reactivarse el turismo, un sector esencial en la economía española, y que el buen ritmo de la campaña de vacunación fuera dejando en el recuerdo los peores momentos de la pandemia.

Sin embargo, episodios como un “macrobrote” con miles de contagios entre jóvenes en uno de los principales destinos turísticos del país, la isla mediterránea de Mallorca, desataron las alarmas, mientras otros países de Europa iban desaconsejando viajar a España.

Este panorama ha llevado a muchas regiones del país a retomar los toques de queda nocturnos, la prohibición de salir a la calle en la noche, y otras medidas como limitar a un máximo de 10 los participantes en reuniones sociales, tanto en la calle como en los domicilios, o adelantar la hora de cierre de la hostelería.

EEUU

En una conferencia de prensa, el equipo de la Casa Blanca responsable de luchar contra la pandemia subrayó que no han cambiado las directrices sobre el uso de la mascarilla, y quienes están completamente vacunados no necesitan llevarla, aunque puedan elegir hacerlo en las zonas con elevados ratios de contagio e índices de vacunación bajos.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, admitió que el país vuelve a vivir un «momento crítico» por la virulencia con la que se está extendiendo la variante Delta, mucho más contagiosa, «una de las enfermedades más infecciosas» que según dijo ha visto en sus veinte años de carrera. Según explicó, la variante Delta es responsable del 83% de los nuevos casos.

En Estados Unidos la vacunación ha registrado un fuerte frenazo en las últimas semanas, los contagios se han acelerado hasta el punto de subir un 53% en los últimos siete días y los ingresos hospitalarios por la enfermedad han aumentado el 32%.

Pero los contagios, sobre todo, se están dando en zonas con bajos índices de vacunación. El coordinador de la respuesta contra el coronavirus de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, explicó que tres estados con bajo índice de vacunación, Florida, Texas y Missouri, acumulan el 40% de los casos. Uno de cada cinco casos de los que se registran en todo el país está en Florida.

A %d blogueros les gusta esto: