Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Ola de ataques en Irak dejó al menos 23 muertos

30 marzo, 2013

irakUna oleada de estallidos de coches bomba en Irak sacudió cinco mezquitas chiíes cuando los creyentes salían de las oraciones ayer, lo que dejó al menos 23 muertos, dijeron las autoridades.

La llamativa cadena de atentados -cuatro en Bagdad y uno en el norte del país- es la más reciente que perpetran los insurgentes para socavar los esfuerzos del gobierno chií por afianzar la seguridad en todo el país.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad por los ataques explosivos, pero tenían el sello característico de la rama de al-Qaida en Irak.

Ese grupo suní, conocido como Estado Islámico de Irak, recurre con frecuencia a coches bomba, atacantes suicidas y explosiones coordinadas de bombas a fin de sembrar el miedo entre los chiíes y erosionar la confianza en el Gobierno del primer ministro Nuri al-Maliki.

En el primero de los atentados en Bagdad, un coche estacionado hizo explosión en el vecindario Jihad, lo que causó la muerte de siete feligreses e hirió a 25, dijo un policía.

Otro estallido, en el vecindario de Qahira, en el este, dejó cuatro muertos y unos 20 heridos, mientras que en uno más perdieron la vida tres personas y 15 quedaron heridas en el distrito de Zafaraniya.

Un cuarto coche bomba estalló en el vecindario de Binook, con resultado de cinco muertos y 14 heridos.

Tres autoridades de salud en Bagdad confirmaron las cifras de víctimas. Los funcionarios solicitaron el anonimato porque no están autorizados a hacer declaraciones a la prensa.

En la ciudad norteña de Kirkuk, al norte de Bagdad, un atacante suicida condujo su vehículo cargado de explosivos contra un grupo de fieles que salían de una mezquita al concluir las oraciones de ayer.

En ese atentado tres personas perdieron la vida y unas 70 resultaron heridas, según el coronel Najat Hassan de la policía.

Un funcionario provisional de salud, Sidiq Omar Rasool, confirmó la cifra de víctimas en Kirkuk.

Otras siete personas resultaron heridas en ataques ocurridos en el poblado de Muqdadiya, dijo el funcionario, que solicitó el anonimato.

La violencia se ha agudizado desde que la lucha entre suníes y chiíes puso al país al borde de la guerra civil en 2006 y 2007. En la actualidad, la insurgencia suní perpetra ocasionalmente atentados contra los chiíes, a los que consideran herejes.

A %d blogueros les gusta esto: