Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Francia reabre la vida cultural y gastronómica

20 mayo, 2021

Francia recuperó ayer una parte de esa añorada «normalidad», con la reapertura de bares, restaurantes y centros culturales a lo que se suma la reducción del toque de queda, ahora a partir de las nueve de la noche, mientras las autoridades hacían un llamamiento a la prudencia.

Los bares y restaurantes cerraron progresivamente a partir del pasado mes de octubre, cuando empezaron a aplicarse restricciones territoriales ante el avance de la pandemia y el 28 de ese mes se impuso un cierre obligado en todo el país.

Desde entonces, los franceses no habían podido disfrutar ni de un café en una terraza, una de esas postales típicas del «arte de vivir a la francesa».

Para volver a ofrecer esa imagen, el presidente de la República, Emmanuel Macron, y el primer ministro, Jean Castex, se dejaron fotografiar en una terraza en el centro de París con un café.

«Terrazas, museos, cines, teatros… Reencontremos lo que forma parte de nuestro arte de vivir. Dentro del respeto de las medidas de protección», escribió Macron en redes, donde pidió «prudencia».

El mal tiempo en la mayor parte del país no ayudó a que las terrazas se llenaran, pero los ciudadanos aprovecharon al máximo las treguas de la lluvia.

Todos a las terrazas

«Los clientes están muy contentos de volver. Y es verdad, porque con los bares cerrados y las calles vacías, la vida en París era triste», contó Sophie, propietaria de un restaurante.

«He venido andando desde mi apartamento y estaban todas las terrazas llenas con la gente tomando café», explicó Vincent, cliente en una cafetería.

Hay quien aprovechó para buscar trabajo, como Paul, estudiante de 19 años, que iba dejando su currículum en bares aprovechando que durante los meses de cierre muchos camareros dejaron sus puestos y ahora, según decía, «hay mucha demanda».

En el sudeste del país con un día más soleado se vieron las calles con más vida, como en Montpellier, donde las terrazas del centro aparecían llenas a media mañana. Allí se dejó retratar el alcalde de la localidad, Michaël Delafosse, junto a sus adjuntos.

En la pequeña localidad costera de Saint-Vaast-la-Hougue (Normandía), Jean-François Le Grand explicó que salió con su esposa a «celebrar el desconfinamiento» para comer en una terraza ostras de los criaderos locales y «galettes», un tipo de creps.

El tiempo era allí muy soleado y otros habitantes o turistas aprovecharon también la ocasión. Las terrazas estaban concurridas, pero no completas.

Reapertura cultural

También fue un día de celebración para la cultura, pues reabrieron tras casi siete meses de cierre los museos, teatros y cines -todos ellos con aforos limitados- ante los que se vieron colas desde media mañana.

En Lyon, los cinéfilos esperaban en la puerta de una céntrica sala y en París, medio centenar de persona hacían fila ante el cine de Biblioteca François Mitterrand.

En muchos casos, han vuelto a la cartelera las películas que no tuvieron tiempo de atraer al público en octubre pero también los éxitos de los grandes premios, como «Drunk», «The Father» o «Adieu les cons».

Los responsables de museos como el Louvre estuvieron tan contentos de poder abrir que hasta su presidente, Jean-Luc Martinez, fue a la entrada para dar la bienvenida a los primeros visitantes.

Por la mañana, ver a La Gioconda era para unos cuantos una tarea agradable y bastante solitaria en comparación con la tradicional saturación de turistas que hace de la visita una misión complicada.

Esta fase de la reapertura durará hasta el 9 de junio, cuando el toque de queda pasará a las once de la noche y reabrirán, por fin, gimnasios así como el interior de cafés y restaurantes. El toque de queda se mantendrá hasta el 30 de junio.

«No podemos equivocarnos, tenemos la firme intención de hacer de este desconfinamiento un éxito», dijo en la cadena BFM TV el ministro de Sanidad, Olivier Véran, que defendió la intención del Gobierno de «no dar marcha atrás» en sus planes.

La campaña de vacunación continúa a buen ritmo, con más de 20 millones de personas que han recibido al menos una dosis (9,1 millones han recibido las dos), lo que da esperanzas al Gobierno.

El número de enfermos por Covid-19 en Francia siguió cayendo este martes cuando había 22.058 pacientes hospitalizados, 691 menos que el día anterior, de los que 4.015 se encontraban en ucis, 171 menos en 24 horas.

Además, hubo 17.210 contagios positivos confirmados, una cifra que se aleja de los 30.000 y hasta 40.000 casos diarios de la tercera ola que Francia acaba de dejar atrás.

A %d blogueros les gusta esto: