Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

EEUU autoriza la primera pastilla anticovid

23 diciembre, 2021

La primera pastilla contra la COVID-19, fabricada por Pfizer, fue autorizada este miércoles en Estados Unidos, con el objetivo de reducir el número de hospitalizaciones y muertes en el país del norte.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés), ente regulador en EEUU, anunció la autorización de emergencia de la píldora, que también fue avalada este mes por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aunque todavía no la autorizó oficialmente.

En un comunicado, la FDA especificó que la pastilla puede usarse para tratar casos moderados de coronavirus en adultos y menores de 12 años con al menos 40 kilogramos de peso y que tengan condiciones previas, como obesidad o problemas de corazón, que les ponga en riesgo de ser hospitalizados.

La pastilla de Pfizer es el primer tratamiento oral anticovid que los estadounidenses podrán tomar en sus casas y se espera que se convierta en una herramienta crucial contra la pandemia, en un momento en el que los casos se han disparado por la variante ómicron.

Hasta ahora, todos los tratamientos en EEUU contra la enfermedad se administraban a través de una inyección o por vía intravenosa.

La pastilla, que se venderá con el nombre de Paxlovid, solo podrá ser comprada con receta médica y los pacientes deben tomarla tan pronto como sepan que tienen la enfermedad, como máximo dentro de los cinco primeros días en los que hayan presentado síntomas, detalló la FDA en un comunicado.

La píldora funciona bloqueando la actividad de una encima específica que el coronavirus necesita para replicarse en el cuerpo infectado, un mecanismo similar al de la pastilla desarrollada por otra gran farmacéutica, MSD (Merck en EEUU y Canadá).

Se espera que la FDA también dé pronto su visto bueno a esa pastilla, aunque los datos muestran que la de Pfizer es más efectiva y tiene menos efectos secundarios.

En concreto, el ensayo clínico de Pfizer muestra que la pastilla redujo en un 89% de los casos las muertes y hospitalizaciones en pacientes con un alto riesgo de complicaciones y, además, sus datos más recientes confirman que el medicamento es un «inhibidor potente» ante la variante Ómicron. La autorización llega en un momento en el que se están registrando récords de contagios en algunos lugares de Estados Unidos, con casi un 30% en las últimas dos semanas.

A %d blogueros les gusta esto: