Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Drama migratorio de miles de haitianos

4 octubre, 2021

El éxodo haitiano vaga desde hace una década por Latinoamérica y volvió a hacerse perceptible en un territorio inhóspito. Miles de migrantes obstruidos transformaron la población colombiana de Necoclí en una escala forzosa antes de ingresar al Tapón del Darién, con el propósito de continuar su recorrido por Centroamérica hacia Estados Unidos.

La peregrinación de los habitantes de la nación más pobre del mundo se hizo evidente cuando más de 19 mil haitianos acamparon en Necoclí, mientras otros 12 mil lo hicieron en el puente Del Río, en Texas, todos con idéntico propósito: avanzar con destino a Estados Unidos.

Cabe recordar que Haití ha pasado en las últimas dos décadas por crisis que le han imposibilitado superar su dilatada pobreza.

Dos grandes terremotos, varios huracanes, inestabilidad política y económica, violencia en las calles y hasta el reciente asesinato del presidente Jovenel Moïse han limitado cualquier proyecto de desarrollo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que cerca de dos millones de personas de 11,5 millones de haitianos se han visto forzados a migrar con la intención de buscar nuevos horizontes, entendiendo que en su país no tienen futuro.

El déficit de opciones para viajar a Estados Unidos ha llevado a millares de haitianos a buscar amparo en otras naciones en los últimos años, principalmente a los que pueden acceder sin visa en América Latina.

Si bien cuantiosos haitianos han pretendido establecerse en países de América Latina, los que se han marchado hacia Estados Unidos comentan que tuvieron que hacerlo por la falta un buen empleo o un estatus legal.

Colombia y Panamá se erigen como países de tránsito. Aunque el número de haitianos en esa frontera palidece frente a la diáspora venezolana, que se cuenta por millones, constituye un oleada inquebrantable de decenas de miles de migrantes irregulares que llegan, no desde el Caribe, sino desde el sur del continente, principalmente de Brasil y de Chile, adonde huyeron después del devastados terremoto de 2010.

En ese trayecto riesgoso a través del Darién, una de las selvas más peligrosas del planeta, son acompañados en menor medida por cubanos, asiáticos y africanos.

En lo que va de la temporada, las autoridades panameñas registraron a 46 mil personas por esa frontera, 18 mil sólo en julio. Más de 20 mil aparecen como haitianos, de lejos en primer lugar, seguidos por 8 mil cubanos. Pero la proporción en realidad es mayor: en los registros figuran 1.500 ciudadanos brasileños y cerca de 3 mil chilenos que en realidad corresponden a hijos de haitianos nacidos en esos países, que acogieron las primeras oleadas del éxodo posterremoto, presumiblemente menores de 11 años.

INDIGNACIÓN POR MAL TRATO A LOS MIGRANTES

REDACCION CENTRAL

El Gobierno estadounidense inició la deportación masiva de haitianos. Imágenes rodadas por la prensa han causado polémica al mostrar patrulleros fronterizos violentar con látigos a un grupo de migrantes. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, instó a su homólogo estadounidense, Joe Biden, a trabajar con los países centroamericanos para contener la migración de otro modo.

El video provocó gran conmoción. En él aparece un guardia fronterizo estadounidense acosando con un látigo a migrantes haitianos que pretendían cruzar el Río Grande, en Texas, el pasado 19 de septiembre.

Ese día los haitianos corrieron despavoridos mientras los guardias, montando caballos, trataban de bloquearles el paso, cargando contra ellos, agarrándolos con ímpetu o abatiéndoles al agua.

El Gobierno estadounidense realizó la deportación masiva de cientos de migrantes, en su mayoría haitianos, que habían instalado un campamento improvisado en Texas. 

Desde principios de año, más de 147 mil migrantes han sido interceptados en México en su camino hacia la frontera.

A %d blogueros les gusta esto: