Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Sufren trastornos mentales el 40 por ciento de los reos

22 octubre, 2018

En agosto, una mujer ahorcó a sus tres hijos de 1, 4 y 7 años de edad, luego intentó suicidarse en su domicilio ubicado en Lomas de Higuerani, zona sur de Cochabamba.

Sobrevivió, fue aprehendida y es procesada por cometer un triple infanticidio, a pesar de que, para el representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, Nelson Cox, la madre de 25 años tiene algún trastorno mental.

Según los antecedentes, sufría violencia intrafamiliar y, antes de cometer los asesinatos, tuvo una discusión con su marido, un hombre (28) que abandonó su hogar para ir a consumir bebidas alcohólicas. Pero, ni ella ni el 40 por ciento de privados de libertad del departamento que tiene una condición mental deteriorada tuvieron valoración psiquiátrica antes de ir a la cárcel, según Cox.

«La sociedad criminaliza y, ahora, como la mujer cometió infanticidio, es de lo peor. Esa persona, obviamente, tiene problemas mentales», acotó Cox

El director del hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, Hernán Olivera, quien precisó esa cifra, dijo que urge un hospital penitenciario en el país. En el departamento hay más de 3 mil personas encarceladas.

La directora departamental del Régimen Penitenciario, Tatiana Aguilar, afirmó que no hay ítem para ese puesto, pero sí tienen psicólogos que atienden a esa población.

Cox reclamó que no confirmen las condiciones en las que los presuntos autores de delitos están siendo internados en las siete prisiones que hay en Cochabamba. Añadió que, si bien no hay especialistas, Régimen Penitenciario tiene otros médicos que podrían hacer esa valoración. «Otra cosa es que sean flojos y no hagan la revisión. Están siendo pagados».

DETALLES El médico Olivera explicó que la mayoría de las enfermedades mentales de los internos se debe al consumo de droga y el clima de violencia «ejercido tanto por las autoridades como por los propios reclusos», entre otras causales.

Acotó que algunos pueden recuperarse dentro el mismo reclusorio, pero, si hay necesidad de acudir al psiquiátrico, esa institución no les niega atención. La única dificultad es que, si la persona requiere una internación, el hospital se ve en «figurillas» porque ese recinto no tiene condiciones de hospital penitenciario.

A la Defensoría del Pueblo le preocupa esta situación. Cox dijo que la gestión pasada tuvo una reunión con el Director del Psiquiátrico «para que algunas brigadas (de esa entidad) puedan hacer un abordaje» a la comunidad carcelaria, pero no se dio continuidad al tema. Este año, están definiendo qué mecanismos de coordinación tienen para atender a aquellos enfermos mentales que están privados de libertad debido a que no se les hizo una valoración médica.

Explicó que la Defensoría advirtió que en todos los penales de Cochabamba existen al menos cuatro casos de reos con «extrema agresividad».

«Necesitamos que se aborden las enfermedades mentales que se tienen como consecuencia de los ilícitos y a raíz de la prisión».

2 Gestiones

El representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, Nelson Cox, está realizando las gestiones para que se analicen dos casos de privados de libertad de Cochabamba que tienen enfermedades mentales.

Sugieren suprimir calabozo
El director del hospital Psiquiátrico San Juan de Dios, Hernán Olivera, indicó que, mientras no se resuelva la problemática de los privados de libertad que tienen problemas de salud mental en Cochabamba, es necesario que las cárceles incorporen “servicios especiales de atención médica”.

Esta sugerencia implica, entre otras cosas, suprimir, por ejemplo, los calabozos destinados, generalmente, a las personas que tienen problemas psiquiátricos.

TRATAMIENTO El abordaje de la población con problemas mentales más crónicos debe ser muy cuidadoso, dijo Olivera. En el psiquiátrico, por ejemplo, en algunos casos, optan por disfrazar de enfermeros a los policías que custodian el lugar, debido a que los pacientes paranoides tienen muchas susceptibilidades.

A %d blogueros les gusta esto: