Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Polémico relevo de Alcalde en Sipe Sipe

12 mayo, 2012

Jornada de conflicto entre pobladores

Un alcalde suspendido, Óscar Jaldín, otro recién posesionado, Alvino Medrano, las puertas del Concejo y de la Alcaldía tapiadas, un grupo de vecinos en vigilia y dispuesto a enfrentarse, y la presencia de agentes antimotines para evitar actos de violencia, es el saldo de la agitada jornada que ayer vivió el municipio de Sipe Sipe, tras la polémica decisión del Concejo de alejar al ejecutivo tras acusarlo de actos de corrupción.

El desenlace de esta pugna entre concejales y alcalde, que pertenecen al mismo partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), se dio tras un largo proceso de denuncias y acusaciones entre ambas partes.

Sobre los incidentes de ayer, la jefa departamental del MAS, Leonilda Zurita, admitió que no conoce “en detalle el conflicto”. Sin embargo, “por la poca información que tengo, rechazo categóricamente la actitud interesada de algunos miembros de la Alcaldía de Sipe Sipe”.

Zurita prometió informarse sobre las pugnas de sus compañeros de partido en esa Alcaldía para luego emitir una opinión.

De consolidarse la suspensión, Jaldín deberá esperar fuera de la silla edil su juicio hasta diciembre de 2012 por una demanda en su contra por presunta expropiación ilegal de un predio.

Entretanto, el hasta ayer presidente del Concejo Municipal, Alvino Medrano, tomó las riendas del municipio de Sipe Sipe como alcalde interino.

“Él (Jaldín) tiene que defenderse desde donde está y por los delitos de carácter público que cometió. El Concejo está ayudando, colaborando para que él se defienda en igualdad de condiciones, ya que como alcalde puede obstaculizar los procesos”, afirmó Medrano.

Tras conocer su suspensión de la Alcaldía, Jaldín se defendió y aseguró que la demanda en su contra se remite a un juicio particular, situación que no da la facultad para que la comisión de ética pueda suspenderlo. Aseguró que hará gestiones legales para defenderse de lo que considera una irregularidad.

“Ellos ya debían ser suspendidos (Medrano y Aguilar) ya que tienen imputación formal; en cambio, yo no tengo imputación formal.

La acusación particular no corresponde, la Ley de Autonomías está muy clara. A mí me tiene que suspender un fiscal, y no existe un fiscal”, denunció Jaldín.

Jaldín también cuestionó el tiempo que transcurrió entre la convocatoria a sesión del Concejo y la realización de la misma que no cumplió las 24 horas que demanda la norma.

Tribunal electoral

Según Consuelo Grigoriú, presidenta del Tribunal Departamental Electoral (TDE), el procedimiento de suspensión de Jaldín está correcto siempre y cuando el tema esté relacionado con las funciones administrativas. “La comisión de ética puede suspenderlo por algún caso relativo en su ejercicio como alcalde.

En otros temas puede imputarlo un fiscal y suspenderlo un juez”, apuntó Grigoriú.

Los hechos

La noche del jueves, a las 19:30, se realizó la notificación a los concejales de Sipe Sipe para asistir a la sesión extraordinaria el viernes, a las 7:00, con un único punto a tratar: la suspensión de Jaldín.

La sesión no se realizó en la sala del Concejo, sino en un aula del colegio “Topater”, de la zona de Viloma Grande.

Una vez leído el informe de la comisión de ética, un grupo de pobladores afín a Jaldín irrumpió en la sesión para evitar su suspensión.

Sin embargo, pese al retiro de la concejal Juliana Veizaga y la insistencia de los pobladores de evitar la censura, los cinco concejales del MAS aprobaron el informe de la comisión de ética, posibilitando la suspensión de Jaldín.

Acto seguido, y a pesar de la fuerte discusión y amago de pelea en medio de la sesión, el vicepresidente del órgano deliberante, Joaquín Aguilar, inició la votación para elegir al alcalde interino.

Por cuatro votos a uno, incluyendo el voto de Medrano, el presidente del Concejo fue elegido y posteriormente posesionado en medio de una confusión total.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

A %d blogueros les gusta esto: