Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

La quimioterapia es la etapa más dolorosa para los niños

13 noviembre, 2014

000545_600

Fueron tres años de agonía los que vivió Inés López. Su única hija dejó de correr porque la fatiga la vencía y ningún médico le daba razón de su estado de salud.

Su alarma fue mayor cuando observó el cuerpo de la niña, de tres años, lleno de hematomas. Sus familiares le aconsejaron que la lleve al hospital del niño Manuel Ascencio Villarroel, donde le diagnosticaron leucemia.

Su primera reacción fue romper en llanto con la idea de perder a su pequeña a causa del cáncer.

Durante dos años y medio acompañó a la pequeña a las dolorosas sesiones de quimioterapia que la dejaban postrada en una cama por días.

Fue a principios de año que la mejoría fue evidente. Reanudó sus clases en la escuela y pudo recibir medicación sin necesidad de ser internada.

Cerca de 45 niños y niñas atendidos en el Manuel Ascencio Villarroel luchan diariamente para vencer el cáncer.

Lo más difícil para los padres es encarar el tratamiento médico porque demanda mucho dinero. “Si no fuera por el apoyo de la Fundación Oncofeliz no hubiese salido adelante”, asegura Inés.

Este año se realiza la vigésima cuarta versión de la Telemaratón, destinada a la construcción de un hospital oncológico para el tratamiento adecuado de los pacientes.

Los ejecutivos del banco Bisa organizaron ayer un desayuno para mimar a los pequeños. En la oportunidad, la presidenta de la Fundación Telemaratón, Angélica Lazarte recalcó la importancia de la campaña para apoyar a la Fundación Oncofeliz.

A %d blogueros les gusta esto: