Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

COVID-19 ataca menos a los niños

21 julio, 2020

Ocho niños de una misma familia se infectaron con coronavirus, COVID-19, en abril. Fueron internados durante 18 días, y fueron dados de alta en mayo. Pasaron su confinamiento en medio de juegos y dinámicas en el hospital. No todos los pequeños contagiados corren la misma suerte, pero la mayoría es paciente leve.

Los niños pasan “tranquilos” la afección del coronavirus, COVID-19, según algunos médicos que atendieron a pacientes contagiados.

La pandemia ataca menos a los pequeños. Por lo general, presentan fiebre y tos; pocos pasan a una situación crítica, de acuerdo con los estudios internacionales y los reportes locales de casos de niños y adolescentes. Sin embargo, en el departamento, donde se reportaron 308 casos hasta mediados de julio, también se registraron fallecimientos.

De acuerdo con la Guía para el Manejo del COVID-19 elaborada por el Ministerio de Salud, la enfermedad en los niños “parece ser relativamente rara y leve”. La población de personas contagiadas hasta los 19 años representa un 2.4% del total de casos reportados.

“Una proporción muy pequeña de los menores de 19 años desarrolló una enfermedad grave o crítica. Por lo general, los lactantes y niños menores de 12 años con coronavirus presentan fiebre y tos”.

Por su lado, los adolescentes tienen una evolución de la enfermedad similar a las personas adultas, con fiebre, mialgias, cefalea y escalofríos.

Según el Ministerio, los niños presentan síntomas más leves, pero se desconoce el porqué, “se requiere más investigación con los casos detectados”.

EL CONTAGIO El responsable de Vigilancia Epidemiológica del SEDES, Rubén Castillo, manifestó que la principal causa de contagio a los niños se da por los adultos que contraen el virus, sus padres u otras personas de su entorno, “porque los niños no están saliendo”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), para COVID-19, explicó que, según los estudios realizados en China, “los niños se infectan de los adultos, más que al revés”.

Por otro lado, quienes corren mayor riesgo de contraer una infección gripal grave son los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores, las personas con afecciones crónicas y las personas inmunodeprimidas. “En el caso de la COVID-19, consideramos actualmente que la edad avanzada y las afecciones subyacentes incrementan el riesgo de infección grave”.

INCLUIDOS BEBÉS En Cochabamba, de acuerdo con los registros del Servicio Departamental de Salud (SEDES), hasta mediados de julio, del alrededor de 6 mil casos positivos de coronavirus en el departamento, 308 eran niños y adolescentes hasta los 14 años.

El grupo con mayor incidencia de casos con el virus es el comprendido entre los 20 y 39 años de edad; hasta el 16 de julio, en este segmento de la población había 2.665, más de la tercera parte del total en Cochabamba.

En el grupo de niños y adolescentes hasta 14 años hubo 161 hombres y 147 mujeres con diagnóstico confirmado.

El detalle da cuenta de 14 bebés (8 hombres y 6 mujeres) menores de seis meses con coronavirus.

Los pequeños de seis meses a menos de un año fueron 43 (27 hombres y 16 mujeres). Los niños de uno a cuatro años, 75 (35 hombres y 45 mujeres).

En el grupo etario de cinco a nueve años se registraron 91 (49 hombres y 42 mujeres) casos positivos de COVID-19.

Entretanto, entre quienes tienen entre 10 y 14 años, los contagiados fueron 85 (42 hombres y 43 mujeres).

DESDE ABRIL Los primeros casos de coronavirus se reportaron en Cochabamba a mediados de marzo.

En la segunda quincena de abril, se presentaron los primeros casos en niños y adolescentes, cuando el 22 de abril los casos confirmados eran 62, dos eran personas de entre 6 y 19 años. El paciente de seis años era de Quillacollo y tenía síntomas leves.

Pocos días después, el 26 de abril, se reportó un caso positivo en un pequeño de tres años, quien se contagió de sus familiares. Para esa fecha, en el departamento había siete niños y adolescentes con COVID-19: uno menor de cinco años y seis de entre seis y nueve años.

De ahí, los positivos en niños fueron acumulando en las estadísticas.

Uno de los casos más llamativos fue el de los ocho pequeños de una misma familia de Quillacollo. Vencieron al coronavirus y les dieron de alta el 11 de mayo. Fueron atendidos en el hospital Solomon Klein de Sacaba durante 18 días. Las dinámicas y juegos aliviaron el encierro en el establecimiento de salud. Después debían cumplir las dos semanas de aislamiento en su domicilio.

LOS DECESOS Entre los reportes públicos del SEDES se identifica el detalle de edades de las personas fallecidas con coronavirus hasta el 4 de julio.

Desde la llegada de la pandemia a Cochabamba hasta aquel día, la cantidad de fallecidos con diagnóstico de COVID-19 llegó a 262, y entre esas víctimas se reportaron al menos cinco bebés.

La tasa de letalidad ante el virus en Cochabamba es en la actualidad de 7.5%, de cada 100 personas que se contagian con el virus, siete murieron. Sin embargo, solo entre los niños y adolescentes hasta los 14 años, el índice es de menos del 2%.

El 3 de junio se reportó la muerte de dos bebés de la ciudad de Cochabamba, uno de seis meses y otro de 24 días. El 11 de junio falleció otro pequeño de 23 días, de Sipe Sipe. El 14 de ese mismo mes falleció un niño de tres meses, de Entre Ríos. Y el 24 de junio se reportó el deceso de una bebé de seis días.

Hay casos activos, sospechosos y pequeños con seguimiento

Los hospitales COVID-19 y centros pediátricos tienen casos activos, sospechosos y a pacientes niños con seguimiento, aunque hayan dado negativo a las pruebas de coronavirus.

El director del hospital centinela Solomon Klein, Gróver León, informó que hasta el 17 de julio había dos niños internados en ese establecimiento de salud, una de 13 años con diagnóstico positivo de COVID-19 y un recién nacido de quien se aguardaba resultados.

Describió que los niños suelen ser pacientes estables y que el virus cumple los mismos ciclos que en un adulto: 14 días.

“Los pacientes niños que hemos tenido estaban tranquilos, los niños jugueteaban, lo han pasado bien (en el hospital)”, expresó el profesional resaltando que en muchos casos solo se necesitó paracetamol.

Describió que, además del caso de los niños de una misma familia, no tuvieron pacientes menores de cinco años, por lo que el manejo con los que tienen mayor edad es más sencillo, “porque entienden que tienen que quedarse (internados)”.

Por su lado, el director del Centro de Pediatría Albina R. de Patiño, Pedro Rivera, explicó que el protocolo de atención a los pequeños es el mismo que para los pacientes adultos.

Informó que, actualmente tienen cuatro niños con COVID-19, internados en el hospital.

Además, tienen 40 niños más que están siendo vigilados en sus casas. De este grupo, 23 dieron positivo a coronavirus y los demás, negativo. Sin embargo, se les hace seguimiento.

Los niños internados están en un área específica del establecimiento de salud, y la atención para otras patologías es normal.

Ocho aspectos a considerar

Las autoridades del Servicio Departamental de Salud (SEDES) y los pediatras informaron que cuando un niño presenta síntomas de coronavirus, COVID-19, se deben seguir los mismos protocolos que para un paciente adulto.

A continuación, ocho aspectos a considerar.

1.    Tomar en cuenta síntomas como fiebre, tos, fatiga y dificultad para respirar, entre otros; más si el niño estuvo en contacto con personas contagiadas.

2.    Cuando un niño presenta síntomas de coronavirus debe ser trasladado a un centro de salud para su revisión.

3.    De ser necesario, será referido a un Hospital Covid-19.

4.    Existen centros pediátricos, como el Albina R. de Patiño, que también atienden estos casos.

5.    Por medidas de bioseguridad, se debe acudir a los establecimientos de salud con solo un acompañante del niño.

6.    Todos los niños mayores de dos años y adultos deben utilizar barbijo para su ingreso al centro médico.

7.    Mantener la distancia social.

8.    Informar el motivo de la consulta para una atención adecuada.

A %d blogueros les gusta esto: