Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Cae en 50 por ciento el precio de las flores

4 junio, 2018

La decena de lirios, en su mejor momento, se cotizó en 80 bolivianos, ahora no sobrepasa los 40. La importación masiva de esa y otras variedades de flores ha puesto en jaque a los floricultores de Cochabamba.

A medida de que la introducción de flores foráneas se masifica en el territorio departamental, la floricultura no solo se ve relegada, si no que se descompensa. En los últimos meses, cerca de 2 mil productores dejaron el rubro, de acuerdo con información que maneja la Federación Departamental de Floricultores de Cochabamba (Fedeflor).

Esa cifra supone el 20 por ciento del totalidad de floricultores que hay en Cochabamba. Actualmente, entre 5 mil a 6 mil personas del departamento se dedican a la floricultura en al menos seis municipios: Sipe Sipe, Quillacollo, Tiquipaya, Cercado, Tarata y la zona del Trópico.

SITUACIÓN En fechas estratégicas como el Día del Amor, Día de la Amistad, Todos Santos y, recientemente, el Día de la Madre, los floricultores de Cochabamba tienen que disputarse el mercado con comerciantes que importan flores desde al menos tres países: Paraguay, Chile y Perú.

Gran parte de esa mercancía es ingresada al territorio nacional evadiendo controles aduaneros, de acuerdo con la vicepresidenta de Fedeflor, Teresa Barrionuevo. No obstante, hay flores importadas que «están en regla», es decir cuentan con un registro sanitario emitido por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), entre otra documentación. Especialmente las rosas.

Para los floricultores, la segunda situación es tan preocupante como la primera porque, según Barrionuevo, no se están generando las políticas necesarias para proteger el mercado interno.

DIFERENCIAS ¿Qué motiva a los comerciantes de Cochabamba a importar flores de otros países? Algunos floristas del mercado Calatayud que fueron consultados por este medio de comunicación explicaron que las flores que llegan del exterior son uniformes. «Todas vienen del mismo tamaño en los ramos. Bien las seleccionan».

Esta cualidad, según indicaron, es importante para el rubro, debido a que los arreglos florales que arman deben ser «armoniosos». «No podemos mezclar flores chiquititas y las grandes, se ve feo».

En contraposición, Barrionuevo aseveró que las flores que se producen en Cochabamba son las más cotizadas del país, debido a que, respecto a las importadas, son de mayor duración, “no se marchitan tan fácilmente”. Además, tienen matices que las distinguen del resto.

El factor más importante para la masiva compra de flores foráneas es el económico. Las rosas, por ejemplo, se comercializan hasta en 15 bolivianos el 25. Las variedades nacionales cuestan el doble, pero, cuando ya no se pueden vender, tienen que ponerse a la par de esos precios.

PÉRDIDAS Establecer precios internacionales a las flores que se producen en Cochabamba representa un pérdida económica significativa para los floricultores, debido a que con sus ganancias deben cubrir diferentes costos, como el de la compra de semillas o «papas», productos químicos para fumigar y mano de obra. «No sale, por eso algunos compañeros prefieren dedicarse a otra cosa».

A la competencia internacional con la que deben lidiar los productores se suman las inclemencias del tiempo, explicó Barrionuevo. Las precipitaciones pluviales extremas que se registraron a principio de año o la mazamorra de Tiquipaya aniquilaron campos de cultivo.

«Eso el banco no te perdona». Considerando que los afectados debían de cubrir sus cuotas bancarias, tomaron la decisión de buscar otras fuentes laborales, como la producción de hortalizas.

La producción floral de Cochabamba reduce con la llegada de la temporada invernal

Con la llegada de la temporada invernal, la producción de flores reduce en el departamento, de acuerdo con la Federación Departamental de Floricultores de Cochabamba (Fedeflor).

La vicepresidenta de Fedeflor, Teresa Barrionuevo, explicó que no todos los productores tienen las condiciones necesarias para cultivar flores a bajas temperaturas. Por esa razón, durante los siguientes meses la oferta en los mercados reducirá y el posible que los precios se restablezcan.

No obstante, Barrionuevo consideró que es posible que el descenso en la producción local sea compensado con importación.

PETICIÓN Las casi 6 mil personas del departamento que se dedican a la floricultura plantean al Gobierno que fortalezca el rubro.

Barrionuevo pidió que les subvencionen productos químicos para fumigar y que los capaciten para ser más competitivos.

Y es que, en la actualidad, solo unas cuantas microempresas florales del departamento exportan diferentes variedades “made in Cochabamba” a dos países: Brasil y Argentina. Envían, especialmente, una gama de rosas.

REUNIÓN El pasado viernes, las autoridades nacionales se reunieron con la Cámara Agropecuaria de Cochabamba a la que asistieron los floricultores para dar a conocer sus peticiones, pero aún no hay soluciones porque ingresaron a un cuarto intermedio.

DETALLES La variedad de flores que Cochabamba exporta se cultiva en viveros, espacios que para ser montados demandan más inversión. Pero, también se producen otras variedades a campo abierto, como los crisantemos, gladiolos y margaritas.

Por su exposición directa a las condiciones del medio ambiente, son ejemplares más fuertes.

A %d blogueros les gusta esto: