Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

Mientras duermes puedes bajar de peso

3 septiembre, 2014

dormir

El insomnio es factor de riesgo para subir de peso. ¿Sabías que se puede adelgazar mientras duermes? ¡No es broma! Aquí te decimos cómo bajar de peso

Uno de los mitos más grandes que existen sobre cómo bajar de peso es que si dormimos poco consumiremos más calorías. Gran mentira. Diversos estudios han demostrado que quienes no duermen tienen mayor predisposición a subir de peso.

El insomnio y la obesidad están relacionados

No dormir tus ocho horas recomendadas alteran las funciones cognitivas de tu cerebro, aumenta el riesgo de enfermedades pero también tiene repercusiones negativas en tu metabolismo como el aumento de peso.

Datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), indican que tres de cada siete mexicanos tienen sobrepeso, somos el segundo país más obeso del mundo, solo después de Estados Unidos.

Es por ello que desde hace un par de años, investigadores empezaron a buscar vínculos entre la falta de sueño y la obesidad tanto en México como en los Estados Unidos. De esta manera pusieron a prueba la respuesta fisiológica, metabolismo y comportamiento que tiene una persona ante la falta de sueño.

Los resultados fueron claros:

• Las personas que durmieron seis horas por cuatro noches consecutivas tuvieron efectos negativos relacionados con la hormona del apetito, la actividad física, la conducta alimenticia y la pérdida de grasa corporal.

• La falta de sueño altera principalmente dos hormonas, la gerlina y la leptina. La primera se encarga de enviar señales de hambre al cerebro y la segunda avisa al cuerpo que no necesita más comida.

• Aquellos que padecen insomnio o se vieron privados del sueño registraron un aumento en los niveles de gerlina del 28%, mientras que la leptina disminuyó en un 18%

• En todos los voluntarios los niveles de hambre y apetito aumentaron en un 24%

• También se detectó que las personas que menos descasan en la noche tienen una actividad física menor durante el día.

• Así mismo, la falta de sueño ocasiona pérdida de masa muscular y aumento de grasa.

• El sueño se pierde por una alteración o falta de regulación metabólica, por lo que existe relación entre la obesidad y la falta de sueño.

• Quienes duermen menos de cinco horas diarias pueden ganar hasta 4.3 kilos más que las que duermen ocho.

• El insomnio también se asocia con un aumento en la cintura de 6,7 centímetros en los hombres y de 5,4 en las mujeres.

Cómo bajar de peso mientras duermes

Dormir favorece la pérdida de peso. ¿Cómo? Durante la fase de sueño, el cuerpo absorbe mejor los nutrientes de la sangre. Estar en una posición de descanso nos ayuda a prevenir la acción de toxinas y evita la retención de líquidos.

Pero no solo se trata de dormir sino también de establecer adecuados patrones de sueños. Es decir, tener una rutina de sueño. Las cabecitas en el metro o el transporte público, no son para nada un sueño reparador, por el contrario aumentan el estrés y, por consiguiente, la tendencia a subir de peso. Si tienes problemas para conciliar el sueño sigue las siguientes recomendaciones:

• Trata de acostarte a la misma hora todas las noches.

• Si padeces insomnio, un baño caliente te ayudará a relajarte.

• No consumas alimentos ricos en grasas en la cena y procura que ésta sea, por lo menos dos horas antes de acostarte para que no te caiga pesada.

• Saca los aparatos electrónicos de tu cama, también existe relación entre el insomnio y el uso de dispositivos electrónicos en el cuarto de dormir. No veas televisión en el cuarto y carga tu celular en la sala.

• Apaga la luz. También está demostrado que la luz artificial es factor de riesgo de insomnio.

• Haz ejercicio. Te ayudará a relajarte y disminuir el estrés. Además, está demostrado que tras la actividad física tu cuerpo sigue quemando calorías, aún si está en reposo. Trata de que tu ejercicio sea al menos cuatro horas antes de acostarte para que no te produzca un efecto contrario.

En definitiva, la falta de sueño está relacionada con la obesidad y afecta de forma mucho más evidente a niños y adolescentes, así que es fundamental que enseñes a tus hijos a dormir bien. Los niños que más duermen los primeros 11 años de vida tienen menor riesgo de engordar.

Dormir toda la noche hará que pierdas grasa porque tu cuerpo no deja de trabajar y hace que los carbohidratos se conviertan en energía. ¡Pero tampoco abuses! Los científicos recomiendan entre siete y ocho horas de descanso, no más.

A %d blogueros les gusta esto: