Saltar al contenido
Ultimas Noticias de Bolivia

¿Qué ve usted?

27 agosto, 2014

figura

Son sólo imágenes, pero parece que se mueven. Esa ilusión óptica puede ser captada por el ojo humano gracias a las anomalías en la visión periférica que afectan la percepción de la luz y el color.

Esas imperfecciones son aprovechadas por el científico y artista japonés Akiyoshi Kitaoka quien con una colección de imágenes fantásticas pone a prueba los límites de la visión humana en un desafío de percepción.

Kitaoka es conocido en el mundo como el maestro de las ilusiones ópticas porque sus obras se han difundido masivamente.

Saltó a la fama internacional después de que la cantante estadounidense Lady Gaga eligió uno de sus diseños para la portada de su álbum ArtPop en 2013.

En muchos portales, revistas, libros e incluso en diseños de cajas, bolsas de regalo y rompecabezas se puede apreciar su trabajo.

Inicialmente el científico estudió psicología animal, pero optó por desarrollar las ilusiones ópticas luego de haber investigado sus efectos en simios cuando trabajaba en un instituto de neurociencia en Tokio.

Kitaoka, que trabaja hace dos décadas en el tema, en una entrevista vía correo electrónico con Los Tiempos, explicó que el estudio de la ilusión ha sido uno de los dominios de la investigación de la percepción desde hace más de 100 años y agregó que el haber estudiado psicología le llevó a interesarse en el fenómeno.

Su obra más popular es la ilusión «serpientes que giran», que fue creada en 2003 (imagen a la derecha).

«Me encanta cada trabajo que he creado, pero la obra de las serpientes que giran parece ser la favorita entre la mayoría de la gente», indica Kitaoka.

Esa imagen está basada en la ilusión de Fraser-Wilcox y ha sido muy utilizada en edición y publicidad.

Técnica y ciencia

El científico explica que el proceso de creación de las imágenes es simple y lleva sólo unos minutos en un software como CorelDraw.

Pero, ¿cómo es posible que en imágenes estáticas se observe movimiento? La explicación se la encuentra en la neurociencia.

De acuerdo con un estudio científico realizado sobre la ilusión «serpientes que giran» de Kitaoka, la clave no está en los movimientos lentos del ojo, tal y como se sospechaba, sino en las microsacadas –movimientos microscópicos y rápidos del ojo– y en los parpadeos, mecanismos que son los que conducen al movimiento ilusorio.

Las ilusiones visuales demuestran, según los resultados del estudio realizado en 2012, las maneras en que el cerebro crea una representación mental que difiere del mundo físico.

El hallazgo, en el que se midió el movimiento de los ojos en varios voluntarios, ayudó a entender mejor las bases neuronales de la percepción del movimiento, tanto en el cerebro normal como en el de pacientes con lesiones cerebrales.

Visión periférica

Kitaoka y su colega Hiroshi Ashida crearon una variante de la Ilusión de Deriva Periférica (IDP) que se refiere a una anómala ilusión de movimiento que se puede observar en la visión periférica.

El fenómeno es la base para la creación de las imágenes.

Aunque esta ilusión se ha caracterizado por rejillas que tienen perfiles de luminancia de dientes de sierra, los científicos demostraron que perfiles escalonados son más eficaces.

Además, el orden de cuatro regiones de diferente luminancia es crítica, es decir, la combinación de negro y gris oscuro o la combinación de blanco y gris claro. En concreto, explican Kitaoka y Ashida, el movimiento ilusorio tiende a aparecer en la dirección de una región en negro a una región en gris oscuro adyacente o en la dirección desde una región blanca a una región gris claro adyacente.

La IDP fue descrita por primera vez por Jocelyn Faubert y Andrew Herbert en un artículo de 1999 en la revista académica Percepción. Pero una ilusión llamada escalera mecánica fue explicada mucho antes, en 1979, por Fraser y Wilcox. Una de las versiones más populares de la IDP es la ilusión «serpientes que giran» de Kitaoka, que modificó determinados aspectos de la ilusión para crear una versión más potente.

La IDP desempeña un papel importante en ayudar a los científicos a comprender los procesos involucrados en la visión y la percepción. También genera fascinación en la gente, lo que explica por qué las ilusiones ópticas de Kitaoka son tan populares.

Percepciones distintas

El psicólogo japonés explica que debido a que los efectos que generan las imágenes dependen de imperfecciones de la visión, no todas las personas consiguen ver el mismo efecto.

Indica que algunas ilusiones pueden variar según la edad, pero en general todas se ven sin importar ese factor.

Lo que sí es posible es que las imágenes generen mareos o indisposición. Kitaoka dice que la causa es que la percepción de movimiento podría inducir convección, una ilusión del sentido de equilibrio generada por señales de movilidad visual. Más imágenes en: www.ritsumei.ac.jp/~akitaoka/index-e.html

Akiyoshi Kitaoka

Akiyoshi Kitaoka, nacido en 1961 (el 19 de agosto) en la ciudad de Kochi, Japón, es profesor de psicología en la Facultad de Letras de la Universidad de Ritsumeikan, Kyoto, Japón.

Recibió una licenciatura en el Departamento de Biología de la Universidad de Tsukuba, Tsukuba, Japón, en 1984, y obtuvo un doctorado en el Instituto de Psicología de la Universidad de Tsukuba en 1991.

Recibió la medalla de oro de la novena versión del premio L’oréal de Arte y Ciencia del Color en 2006 y el «Premio de Estudios Originales» de la Sociedad Japonesa de Psicología Cognitiva en 2007.

Estudia ampliamente las ilusiones visuales, incluyendo ilusiones y formas geométricas, ilusiones de luminosidad del color, ilusiones de movimiento y otros fenómenos.

Antes de comenzar a investigar las ilusiones visuales, estudió psicología animal en la Universidad de Tsukuba y electrofisiología (actividad neuronal de la corteza temporal inferior en monos macacos) en el Instituto Metropolitano de Tokio para la Neurociencia.

A %d blogueros les gusta esto: