En el primer trimestre de la gestión, el precio de la harina subió en 20 por ciento. Actualmente, el costo del quintal de harina argentina es de 180 bolivianos frente a los 150 bolivianos que registró en enero pasado, según un recorrido que realizó este medio en diferentes mercados del centro de la ciudad.

Las comerciantes de la avenida República indicaron que sólo en la última semana, el quintal de harina se incrementó de 165 bolivianos a 180, debido a la poca presencia del producto en el mercado interno.

En los diferentes puestos de venta consultados a lo largo de la avenida República y la calle Lanza del centro de la ciudad, el precio del quintal de harina oscila entre 175 y 180 bolivianos. También se constató que existe poca oferta de harina nacional.

Según el presidente de la Federación Departamental de Panificadores de Cochabamba, Fenet Olivera, el incremento del precio de la harina afectó al sector en los dos primeros meses del año, pero en marzo recibieron harina de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa).

“Yo creo que Emapa, la empresa estratégica del Gobierno, ha reaccionado a tiempo, el anterior mes ha repartido a los panificadores la venta normal, eso ha hecho que frene de nuevo la subida de precios de la harina argentina”, indicó.

Añadió que alrededor de 380 panificadores a nivel departamental recibieron entre tres y cuatro quintales de harina al día. “Obviamente no todos utilizan eso, pero una mayoría ha comprado esos cuatro quintales por día. Sólo un 25 por ciento compró 3 (quintales) por día ”, dijo.

Olivera explicó que según el cronograma que se acordó con Emapa, en abril también se prevé la entrega de otro cupo. Explicó que ese cronograma prevé entregas hasta diciembre.

Este medio intentó acceder a una versión del Emapa, pero el director nacional argumentó que está de vacaciones.

NEGOCIAN VENTA DE TRIGO

Desde hace un mes, los productores y el Gobierno negocian la venta de trigo a la empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) en términos de precios y volúmenes.

Según el gerente general de Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Rolando Zabala, su sector sostuvo varias reuniones con Emapa para lograr que se garantice un precio mínimo de compra antes de la siembra, con la finalidad de incentivar a los productores y para que asegure la compra de al menos 120.000 toneladas de la producción de pequeños y medianos productores.

Añadió que se estima un siembra de al menos 100.000 hectáreas, que generarán una producción de 200.000 toneladas de grano de trigo. Esa previsión representa el 28 por ciento de la demanda del mercado interno que es de 700.000 toneladas.

En una entrevista anterior, Emapa informó que el Gabinete Económico Productivo definirá el precio base que pagará por la compra de 100.000 toneladas de trigo durante la gestión 2017.

Dejar respuesta