624798_gd

En los municipios de Cercado, Quillacollo y Sacaba, en medio de un intenso calor y sol pleno, la gente se volcó a las calles a caminar y pasear en bicicleta en el último Día del Peatón y el Ciclista del año. Durante la jornada, que se inició a las 9:00 y concluyó a las 17:00 aproximadamente, el Organismo Operativo de Tránsito retuvo 119 motorizados que circulaban sin autorización.

El director de Tránsito, Óscar Rojas, informó que se trata de 99 autos y 20 motocicletas. El municipio con mayores infractores fue Quillacollo, donde se retuvo a 48 autos y 8 motos. Le sigue, Sacaba con 35 autos y una moto. En Cercado detuvieron a 16 choferes de autos y 11 de motocicletas que conducían sus vehículos sin permiso. Aseguró que los hechos “han disminuido significativamente” respecto al Día del Peatón del pasado septiembre.

Tránsito también realizó seis atenciones de primeros auxilios por caídas de bicicletas y choques entre ciclistas. “Las lesiones a los peatones y ciclistas no fueron graves como años pasados (…) Además, hechos de tránsito no hemos tenido”, indicó.

Entre tanto, Emergencias del hospital Viedma atendió 20 casos; es decir, cinco más respecto a días normales en promedio.

Los pacientes llegaron con fracturas, esguinces y golpes, producto de caídas de bicicletas.

Peatones

La jornada amigable con el medio ambiente en la ciudad se caracterizó por la presencia masiva de comerciantes y empresas privadas que aprovecharon para ofertar servicios y productos. A ello se suma el exceso de basura y que muchos transeúntes no hubieran respetado el sentido de las vías. Además de que varios ciclistas carecían de cascos y rodilleras.

Los puntos con más comerciantes en la ciudad fueron: El Prado, la plaza Colón, Quintanilla, Las Banderas y las avenidas Heroínas y Ayacucho. Los vendedores habilitaron puestos de venta fijos e itinerantes sobre la calzada y las aceras. De igual manera, universidades, empresas de bebidas y alimentos e incluso inmobiliarias realizaron publicidad.

“Estoy saliendo en mi bicicleta sólo para curiosear y parece un mercado El Prado. Ahora para manejar tranquilo la bicicleta, como debería ser en el Día del Peatón, hay que salir a la periferia. Se ha desvirtuado la jornada”, opinó el ciclista Daniel Florero. La versión fue compartida por algunas comerciantes, quienes observaron que a diferencia años pasados, esta versión tuvo más negocios.

En contraposición, en Quillacollo los jóvenes practicaron deportes extremos con patinetas, saltos en bicis de la marca BMX, carreras de ciclistas e incluso realizaron rapel en el puente peatonal de la plaza Bolívar. Asimismo, la Alcaldía intercambió 3.000 plantines por material reciclable a la población. Además obsequiaron placas metálicas a las bicicletas y promovieron la conciencia ambiental con juegos lúdicos para niños y niñas. La actividad también tuvo lugar en Punata.

En el valle alto, la gente optó por acampar en espacios verdes junto a la familia y manejar bicicletas por las carreteras.

Dejar respuesta