Lunes, Abril 24, 2017
Ultimas Noticias

Si quieres dormir bien elige qué comer en la cena

womansleep650

Más de una vez hemos oído que tomar un vaso de leche templada antes de irnos a la cama, nos ayuda a dormir, como los bebés. Y es cierto. Esto se debe a que hay alimentos que favorecen el insomnio y otros que te ayudan a que duermas de un tirón y habiendo hecho una buena digestión. Y es que el sueño es absolutamente necesario, por ello debemos tener en cuenta qué alimentos nos ayudan y cuáles nos perjudican a la hora de dormir para levantarnos frescos y relajados y enfrentarnos al duro día que tenemos por delante.

Lo que no debes consumir antes de dormir

Evitar el consumo de alcohol o tabaco antes de dormir, huir de las cenas copiosas o intentar relajarte después del estrés de un duro día de trabajo son los mejores consejos para evitar el insomnio.

Además, establecer una rutina o una hora fija para acostarse y practicar ejercicio de forma regular también ayudarán a tu cuerpo a acostumbrarse a unas determinadas horas de sueño. La temperatura, los ruidos y la luz también son condicionantes directos para tu descanso y bienestar.

En cuanto a los alimentos que dificultan el sueño, toma nota de lo que debes evitar para dormir como un bebé las ocho horas mínimas requeridas que recomiendan los especialistas.

• Evita los alimentos que contienen sustancias que estimulan el sistema nervioso central. Es el caso del café, el cacao o las comidas condimentadas con especias picantes.

• Elimina de tus cenas los alimentos flatulentos como las legumbres o aquellos muy ricos en grasa, ya que puede causar reflujo esofágico y perturbar tu sueño. Además, las grasas y las proteínas causan aumento de la acidez, nada recomendable a la hora de irse a la cama.

• Evita alimentos diuréticos como los espárragos, la cebolla, la sandía o el melón y así no tendrás que levantarte de la cama para orinar. Esto no quiere decir que tengas que eliminarlos de tu dieta, pues todos estos alimentos son necesarios para una alimentación sana, pero sería recomendable que los tomarás al medio día para asegurarte de que no perturben tu sueño.

Además de lo nombrado anteriormente, debes tener en cuenta qué alimentos te sientan especialmente bien y cuáles te causan el efecto contrario, pues no todos los organismos son iguales ni experimentan las mismas reacciones.

Por ejemplo, algunos de los alimentos más dañinos a la hora de dormir son las sardinas, las anchoas, los quesos curados, los embutidos o el hígado y es que lo mejor que puedes hacer antes de irte a dormir es cenar algo ligero para que tu estómago descanse a la par que lo hace el resto de tu cuerpo, es por ello que te recomendamos echar un vistazo a nuestra selección de ideas de cenas ligeras, rápidas y saciantes, una apuesta segura para disfrutar de un descanso reparador.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*