Una mujer de 20 años vació un sobre de raticida en un vaso con agua y le dio de beber a su hija de dos años, luego ella tomó el líquido como venganza contra su marido por los maltratos físicos y psicológicos que supuestamente recibe. Madre e hija están internadas en el hospital Viedma y del Niño. El hecho sucedió en el camino a  Santiváñez.

Dejar respuesta