Miércoles, Abril 26, 2017
Ultimas Noticias

Originarios no pueden echar a maestros por el censo

Ningún maestro puede ser sancionado por no hacerse censar en el lugar donde trabaja, aclaró ayer el director departamental de educación, Dionisio Quispe.
Para tranquilidad de los maestros rurales que fueron amenazados por autoridades originarias con hacerles despedir si no se hacen censar en las comunidades donde prestan servicios, Quispe recordó que la destitución del cargo es una sanción que sólo se aplica por la comisión de faltas consideradas muy graves y como resultado de un proceso administrativo.
En las últimas semanas, curacas, corregidores e incluso algunos directores de unidades educativas del área dispersa conminaron a los maestros a permanecer en sus comunidades con el fin de que les cuenten allí cuando se realice el censo.
Los maestros que denunciaron esas presiones dijeron conocer que la destitución sólo se aplica como resultado de un proceso administrativo pero explicaron que las autoridades originarias están convencidas de que tienen potestad sobre ellos en aplicación de sus usos y costumbres.
Aparentemente, eso se debe a que el artículo 2 de la Ley de la Educación Avelino Siñani – Elizardo Pérez establece la participación social y especifica que “en las naciones y pueblos indígena originario campesinos, comunidades interculturales y afro bolivianas (se aplica) de acuerdo a sus normas y procedimientos propios”.
Sin embargo, el director departamental de educación aclaró que el artículo 90 de esa misma ley agrega que “la participación social comunitaria comprende la estructura, mecanismos, composición y atribuciones dirigida al apoyo en el desarrollo de la educación, sujeta a reglamentación”.
Al carecer de reglamentación, esa participación social todavía no puede aplicarse y, cuando se lo haga, no será de manera directa, a través de las autoridades originarias sino mediante mecanismos como los Consejos Educativos de naciones y pueblos indígena originario campesinos y los consejos comunitarios.

Sanciones
La Ley de la Educación Avelino Siñani – Elizardo Pérez no establece ningún tipo de sanciones para los maestros y, por el contrario, el mismo artículo 2 “garantiza la carrera docente y la inamovilidad del personal docente, administrativo y de servicio del magisterio nacional”.
Cualquier tipo de sanción a los maestros está normada por el Reglamento de faltas y sanciones del magisterio y personal docente y administrativo puesto en vigencia mediante Resolución Suprema 212414 del 21 de abril de 1993.
Ese reglamento tipifica y detalla tres tipos de faltas e infracciones disciplinarias: leves, graves y muy graves. La destitución sólo procede en los casos de 19 faltas consideradas muy graves que están tipificadas en el reglamento y ninguna tiene que ver con autoridades originarias.
Además, la destitución sólo procede previo juzgamiento porque el mismo reglamento señala, en su artículo 3, que “nadie puede ser sancionado sin haber sido oído y juzgado. El derecho de defensa de la persona en el proceso disciplinario es ineludible”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*