Con un 35% de avance, el censo de establecimientos de hostería y expendio de alimentos y bebidas, ya encontró varias deficiencias respecto a los servicios higiénicos principalmente en restaurantes, asimismo se encontraron referencias sobre el funcionamiento de un par de lenocinios clandestinos.
Amparado en sus competencias de salud ambiental, el Servicio Departamental de Salud (SEDES) determinó actualizar su base de datos sobre los servicios gastronómicos, de hostería y otros en Sucre, con el fin de garantizar la inocuidad de alimentos además de la higiene y sanidad en servicios.
Esa tarea inició en pasados días y a la fecha el trabajo alcanzó un 35% de avance evidenciándose ya algunos problemas de calidad en los servicios, según informó el Jefe de Epidemiologia del SEDES, Jhonny Camacho.
“Hemos podido encontrar establecimientos antiguos de expendio de alimentos, en el centro y la periferia, que no reúnen las condiciones mínimas para poder funcionar”, remarcó.
Las carencias tienen que ver con baños inadecuados, problemas de abastecimiento de agua e incluso higiene.
Por otro lado, dijo que gracias a las pesquisas consiguieron información sobre el funcionamiento de dos lenocinios clandestinos.
Explicó que una vez concluya la cuantificación de estos negocios, se procederá, en coordinación con la Dirección de Turismo de la Gobernación y las Subalcaldías, a la categorización de negocios por rubro y calidad en la prestación de servicios. Esta labor implicará la implementación de controles y registros sanitarios, además de carnets de manipulación de alimentos.
Finalmente, advirtió que bajo el amparo del Código de Salud, realizarán las intervenciones que ­sean necesarias a los infractores de la norma, inclusive con el apoyo la fuerza pública y la Fiscalía.

Dejar respuesta